lunes, 22 de marzo de 2010

Alpes suizos: Un poco de esquí y una raquetada

Después de algunas semanas de inactividad entre el accidente de Juanma y Alberto que le quitana uno las ganas de todo, el mal estado de la montaña y compromisos varios, la semana pasada regresamos a las montañas. Me refiero a Mr.Churches y un servidor, que Jorgito y Martita ya lo hicieron con el rotundo frascazo en el Teide de sobra conocido por todos. y que será difícil superar por generaciones venideras ¿Que todavía no lo conoces? Anda, pincha aquí y riete como el resto del planeta.
En fin, que como ya hizo Andrés el año pasado, nos fuimos a ver al amigo Manuel a los Alpes. Si el año pasado estaba por Austria donde Andrés probó las mieles del esquí de travesía, este invierno andaba por Suiza.

Aquí el chalet donde nos alojamos.

Uno de los muchos que hay en este cantón del Valais, muy cerquita de su capital Sion, conocida como la ciudad más antigua de Suiza.

Bueno, el caso es que habíamos ido a darle un poco al esquí alpino, una discilpina que algunos nisios aún no dominamos del todo, aunque también llevamos material por si se podía hacer alguna otra actividad. Al final tampoco hicimos grandes cosas, mucha nieve, temperaturas muy elevadas, alto riesgo de avalanchas y que al final eso del esquí engancha... Tras emplear un día en recordar los rudimentos básicos, que Andrés y yo sólo habíamos practicado unas tres veces anteriormente al final le cogimos un poco el truco. Sobre todo Andrés, que yo soy un poco más torpe. Ahí tenemos a Mr.Churches negociando una pista roja en descenso a Verbier, centro del complejo de Los 4 Valles, que tiene, agárrense, 400 kilómetros de pistas. En este link está toda la información por si alguno está interesado.

Y así echamos los días, unas bajadas, alguna que otra caída, remonte para arriba, pista para abajo y paradas a tomar una cervecita, que sitios no faltaban. en una de esas, Manuel sacó la foto de grupo, que no había presentado a la tropa. También estaban María y Erik, a quien los habituales recordarán de la reciente aproximación nisia al Pico Lezna

En fin que, para mí, una de las mejores cosas de este viaje, además de confirmar mis escasas aptitudes para el esquí, fue poder contemplar una vez más a los grandes colosos alpinos. Es lo que tiene que un remonte te suba a 3.300 metros sin despeinarte. Ahí estamos posando ante el Grand Combin (4.314m), Andrés señala con el dedo indicando que por allí, a 200 metros de la cima se quedaron Quique, Íñigo y él hacia ya unos años. Lamentablemente no hay material fotográfico para ilustrarlo, pero creeremos al chaval dada su trayectoria de fracasos montañeros.

El Grand Combin un poco más cerca...

Y un Grand San Bernardo más cerca todavía, qué majete.

Sigamos con las cumbres: la Dent Blanche (4.356m)
....el Cervino (4.478m)...

...otra vez el Grand Combin...

...y su majestad el Mont Blanc (4.808m)...

Y aquí todos juntos en un vídeo sin mucho zoom pero que da una idea de las vistas desde Mont Fort (3.330m) en teleférico.

video
Y al finalizar la jornada, a casa, ducha y lectura hasta la hora de la cena...

...o cervecita y siesta hasta la hora de la cena...

...si es que te dejaban dormir los cazas del ejército suizo, que andaban todo el día de prácticas en la base que tienen en el aeropuerto de Sion. Pero, si yo pensaba que estos tíos eran neutrales y pasaban de ejércitos?

El tercer día, terminé de resentirme de la lumbalgia que lleva ya un par de años tocándome la moral y me quedé en casa guardando reposo y tupiéndome a antinflamatorios. El resto de la tropa se fue a disfrutar, mírenlos, si es que son como niños...

El que disfrutó como un enano fue Andrés, que acabó bajando pistas negras y enfilando su carrera de sucesor de Alberto Tomba. Ahí bajan Erik, María y Andrés, por ese orden.

Aunque casi todos los días cenamos en casa, algún día bajamos a dar un paseo por Sion, que tiene un caso antiguo bastante majo...

...con rincones así de bonitos y curiosos restaurantes donde degustar crêpes, raclettes y fondues varias.

Luego, volvíamos a subir al chalet para deleitarnos con los atardeceres sobre las montañas del otro lado del valle.

El sábado, nuestro último día, decidimos acercarnos hasta el valle de Arolla, para dar un paseo con las raquetas de nieve. De camino, nos encontramos con estas chimeneas de hadas o como también las llaman por allí dames coiffées, o sea, damas peinadas, estas curiosas formaciones producto de la erosión.

Seguimos viaje y al ganar un poco de altura no podemos hacer otra cosa que parar el coche en la cuneta para deleitarnos con las vistas de la Dent Blanche. ¡Vaya montañón y vaya cara norte! Abajo el pueblecito de Les Haudères.

Un poco más cerca, parece que la montaña está ardiendo...

...Andrés quiso acercarse un poco más...

...para luego alejarse y captar una vista más general con un cielo precioso.

Cuando salimos de nuestro éxtasis proseguimos hsta Arolla, allí entre la oficina de turismo y la de los guías conseguimos algo de información. Pinchando aquí os ahorramos ese trabajo.

Desde que llegamos no podíamos apartar la vista de esa montaña, el Mont Collom (3.637m), que emergía sobre los tejados de las casas.

Así que, tras comprar unas viandas en un pequeño supermercado, nos calzamos las raquetas y empezamos a remontar el espectacular valle.

Hacia atrás dejábamos el pueblo, que también tiene algunos remontes...

...pero mirad la cara de felicidad del grupo. Por cierto, que la mía no era menor, con mochila y tirando de raquetas, la espalda no me dolía nada y eso que sólo había desayunado una tortilla de ibuprofenos.

A medida que nos acercábamos al fondo del valle, la cara norte del Mont Collon ganaba en espectacularidad, igual que el glaciar de Arolla, que cae por su vertiente occidental.

La nieve no estaba mal del todo, el día se estaba estropeando y nosotros caminábamos sin prisa siguiendo las huellas de bajada de los esquiadores.

Hasta que la cosa empeoró de verdad, se puso a nevar un poco y unas terribles rampas heladas nos obligaron a desistir... no se nota tanto que hemos tumbado la cámara ¿no?

Pues eso, que ya era hora de darse la vuelta y que tampoco queríamos meternos en jaleos, que bastantes avalanchas habíamos visto en las laderas del valle, así que para abajo.

Antes, por supuesto, paramos a comer el queso, salamis y mortadelas con un delicioso pan y nos hicimos la foto oficial con el emblema de nuestro insigne patrocinador.

Y ahora sí, para abajo.

Venga, un vídeo del lugar a ver si os hacéis una mejor idea de la grandeza de este sitio.
video
La nube seguía metiéndose y seguía nevandillo.

Andrés se hacía el remolón y disfrutaba cada segundo de estas montañas.

Allí vuelve.

Nosotros tardamos un poco más pero es que era nuestro último día y había que saborearlo.

Pues eso, que se queda uno sin palabras.

Ya vemos las casas de Arolla.

Ahora paseamos por el bosque...

...y llegamos al aparcamiento desde el que podemos contemplar la Aiguille de la Tza (3.668m).

Y como no podía ser de otra manera, acabamos la jornada con unas cervezas que, cumpliendo las normas no escritas que se aplican en estos casos...

...concluyeron con unos cánticos regionales, de la región del Valais, por supuesto.

Toda una experiencia esto de los Alpes, del esquí y que ya tenía yo ganas de volver a las montañas.
Si quieres descargarte el track de esta raquetada, pincha aquí. Y a continuación está el mapa de situación con la ruta que hicimos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Como se notan las clases de frances, mon ami!!
Este finde, una por Gredos?

Abrazotes,
Gaspi

Martita dijo...

Qué pasada de fotos!! y qué pasada de sitio!

Diego dijo...

Vaya fotazas Borja !!!
Joder con el Cervino, mira que es bonito desde donde le mires el muy hXXX pXXX.

Saludos

vidal dijo...

Bonjour Nisios!!!... que buena esa escapada a los Alpes compañeros!!!... vaya envidiaaaaaaaaaa... Animaros con el esquí de montaña pero ya, que ya veis que con las raquetas hay que darse la vuelta antes y se tarda más, ja, ja, ja... Por cierto, menos mal que el mont "Collon" ese no está en cataluña, que si no sería la guasa generalizada, ja, ja, ja... y en los E.E.U.U. sería el "Testicle Peak" ¿qué no?, je, je, je... Aupa esos Nisios!!!... Saludos Esgalleros!!!

Anónimo dijo...

Muy guapas las fotos y de la excursión ya ni te cuento......
Gabi

Joan González dijo...

HOLA, BUENAS Y BONITAS HISTORIAS...

SALUT
JOAN

manel dijo...

Genial, este blog! Todo un agradable descubrimiento para mi. Totalmente identificado con el subtítulo de "South Face"...

dipali sharma dijo...

Keep your alternatives open while purchasing such services as there are a lot of service carriers that vows whole lot however falls short to supply the desirable outcomes. buy targeted usa facebook likes