domingo, 25 de marzo de 2007

Quién quiere raquetas teniendo dos...

Aprovechando el paquetón de nieve caído durante la semana, Mr.Churches y yo decidimos acercarnos a la Montaña para ver qué se podía hacer.

En llegando a Cardaño de Arriba, constatamos que la cosa iba a ser dura y divertida, así que sobre las diez y cuarto enfilamos el sendero del arroyo de Las Lomas a ver hasta dónde se podía llegar.


No tardamos en darnos cuenta de que éramos los únicos personajes que osaban caminar por ese valle sin raquetas o esquíes, pero ¡quién dijo miedo habiendo hospitales!.

Así, sobre las dos de la tarde paramos a comer algo con unos compañeros que encontramos descansando. Después de una hora parados nos entraron ganas de darnos la vuelta porque el día parecía empeorar, pero al final decidimos tirar hacia ariba y tuvimos suerte, porque el día abrió y nos brindó bonitas vistas de las Agujas de Cardaño, al frente
y del Espigüete, a nuestra espalda




Al final, después de cinco horas con la nieve por las rodillas, llegamos al Pozo de Las Lomas, donde nos encontramos con un aguerrido berciano que también había llegado sin raquetas hasta allí. Foto de rigor en el pozo:





...y para abajo con una magnífica vista de la cara norte del Espigüete.






Muy cerca ya de Cardaño nos encontramos un cervatillo que estaba tiritando, tumbado en la nieve, lo acariciamos un poco para darle ánimos y suerte porque si su madre no lo encontrara, moriría de frío esa misma noche. En fin, con un poco de pena nos marchamos dejando que la naturaleza siguiera su curso...



3 comentarios:

Hansi Krankel dijo...

Eres una auténtica máquina andarina por el monte Borja. Como se nota que eres de Bilbao! Tengo una pregunta: ¿Los cervatillos se comen?

Termita dijo...

En vez de dejar al pobre cervatillo ahí tirado, le hubierais arrancado los pellejos, las gónadas y los entresijos y os hacéis unas mantas y unas sopas, joder.
¡Cómo se nota quienes llorasteis cuando se murió la madre de Bambi!
Besos.
Nacho Alberca.

Almir dijo...

Conoceis la famosa frase:
"sin raquetas esto lo iba a subir Dios"