viernes, 21 de septiembre de 2007

Circo de Gredos, marzo de 1990

Una vez más gracias a la inestimable colaboración de mi hermano Íñigo, podemos echar la vista atrás y recordar con nostalgia los viejos tiempos.
Casi me había olvidado de esta salida a la montaña. Recuerdo que fuimos con un autobús de la parroquia hasta la plataforma de Hoyos del Espino. La mayoría se conformó con quedarse por allí y lanzarse un poco con los plásticos. Pero un grupo de valientes decidimos acercarnos hasta el Circo de Gredos.
La calidad de la foto y el tiempo que ha pasado me impide reconocer a alguna gente, pero ahí están Javi Paz, yo, con mi anorak Hummel, Íñigo, Carmen y Chus. Abajo, Mi hermano Yago, con el único piolet del grupo, que por cierto era casi más grande que él, y a la derecha del todo Cone y mi hermano Jorgito. Vaya tropa.
Por cierto, éste puede considerarse un documento único, porque es una de las pocas ocasiones en las que aparecemos acompañados por mujeres en medio de las montañas.Me acuerdo de que alguien me dejó unas botas de la mili que me calaron hasta los tuétanos. El día salió bueno y había buena huella así que en fila de a uno llegamos hasta el collado de los Barrerones. Mi hermano Yago, como era el más pequeño se hizo el auténtico protagonista.Según me recuerda Íñigo, por aquel entonces, Yago estaba todo el día dándole la vara para que le llevara con él a la montaña. Ahora, más crecidito ha cambiado algo su forma de ver la vida, le gusta beber buenos vinos, se ha casado y en enero tendrá una niña que se va a llamar Uxue. Quién se lo iba a decir a él cuando posaba libre de preocupaciones con el Circo de Gredos al fondo.
Visto el material de tecnología punta que llevábamos la mayoría de nosotros, los más experimentados del grupo decidieron que era mejor no bajar hasta la Laguna Grande. Así que nos hicimos la foto de rigor con el Almanzor, a la derecha, al fonfo.
Yo soy el primero de pie por la derecha. No reírse, hombre, no reírse. Yaguito, que no soltaba el piolet, y a su lado Jorge, con unas míticas katiuskas, y junto a él Rafa Chino. Sigo sin descubrir quién es el que se oculta detrás de Yago, puede ser Nani o Andrés Iglesias. No sé.
También hay cosas que nunca cambian, como la camisa de cuadros azules que llevaba Íñigo (de pie el tercero por la izquierda) al monte, aquí, para variar, la lleva puesta. Creo que la sigue teniendo.


En la bajada, ahora me acuerdo bien, nos tiramos de cabeza con unos plásticos y hubo descensos vertiginosos y galletas de órdago. Como diría La Trinca en su superhit del verano de 1984: "Nunca olvidaremos, lo que disfrutemos y lo bien que lo pasemos".

4 comentarios:

prima irene dijo...

queridos primos: gracias por hacerme partícipe de vuestros comienzos. ¿ puedes decir un tus comentarios que soy la 3ª por la izquierda empezando por detrás y así fardo un poco?. Muchos besos.

Raul dijo...

Me gustan estos flashback, las fotos tienen otro aspecto, la ropa, los peinados... hace 4 días de estas fotos y ya nos parecen viejas.

Saludos!

Clara dijo...

Que mono Yaguito...Yo también quiero salir en el blog! ¿La única forma es subir alguna montaña o dar algún superpaseo en bici? Que dificil...

Yaguito dijo...

Ha publicado unas fotos mías sin autorización expresa. En breve mis abogados se pondrán en contacto con usted. Que no hombre, me he alegrado mucho de recordar esta etapa de mi infancia. Espero que no publiqueis algunas más comprometidas.