lunes, 3 de marzo de 2008

Fin de semana en Picos 2: Pica del Jierru (2.424m) y casi la Morra

Después de la paliza de diez horas que nos habíamos dado el día anterior en Peña Castil y teniendo en cuenta que anunciaban un empeoramiento del tiempo, el domingo decidimos dar un paseo por el Macizo Oriental, desconocido para nosotros. Así pues, nos plantamos en Hitu Escarandi y sobre las ocho y media empezamos a andar hacia el Casetón de Ándara. ¿Pero no nos habíamos levantado una hora antes que ayer? ¿Cómo es posible que empecemos a andar a la misma hora?
En fin...amenicemos esta jornda con este apropiado tema Luego se podrá comprobar que mis viejas botas están hechas para caminar, pero no para meterse en fregaus de nieve dura sin crampones.

...aunque el cielo estaba cubierto, parecía que aguantaría un rato sin llover, así que cogimos buen ritmo y en algo más de tres cuartos de hora nos plantamos en el refugio.
Tras una breve pausa para beber y preguntar a la gente del refugio decidimos tirar hacia la Morra de Lechugales, máxima altura del Macizo Oriental con 2.444 metros. Justo la misma altura que la montaña que subimos el día anterior. Qué curioso.
Nuestra idea era andar hasta que empezara a llover y, entonces, darnos la vuelta. Aquí Ander consulta el mapa, ya digo que era nuestra primera incursión en este macizo... a la derecha o recto hacia arriba... luego nos dio igual porque ambos caminos llegaban al mismo sitio.
Desde aquí contemplamos el Castillo de Grajal, esa gran peña que aparece el frente. Por el collado que hay a su derecha nos tocaba subir.

Andrés pasando por debajo del Castillo de Grajal...
...y allí, a la derecha, muy pequeñito, Fernando llegando a la cima de esta peña de 2.091 metros. La larga jornada del día anterior había hecho mella en él y decidió darse la vuelta antes que nosotros, eso sí, no sin antes hacerse una cima. La montaña del fondo es la Pica del Mancondiú, justo encima del Casetón de Ándara.
Así pues, Andrés, Ander y yo continuamos para bingo. Como se puede ver por un camino bien marcado y bien carente de nieve.
Hasta que llegamos al Collado del Mojón, a 2.208 metros. Al fondo ya veíamos la Silla del Caballo Cimero (2.436m) y las verticales paredes de la Silla del Caballo Bajero.
Aquí, unos tipos que iban a la Rasa de la Inagotable nos dieron unas indicaciones...


Eso, a ver qué pasa... porque sí el día anterior nos habíamos subido 15 kilos de matrial en la mochila, esa mañana nos lo dejamos todo en el coche. ¿Para qué?, nos habíamos dicho, para pasearlos...
Bueno, de momento, ahora nos quedaba toda una cresta sobre el Hoyo del Evangelista. Así se veía lo que nos quedaba desde el Pico del Grajal de Abajo (2.248m)

Aquí, el camino bordea el Pico del Grajal de Arriba...
...y nos lleva hasta la parte más bonita del cresterío...


...que en poco tiempo nos lleva hasta el punto clave de la jornada. Parecía una película, "éramos tres, pero sólo teníamos un piolet así que decidimos enviar a la cima a nuestro mejor hombre"...


¿Excesiva prudencia por mi parte? Seguro que sí. También compañerismo de Andrés, que se vino conmigo a la Pica del Jierru y se quedó con muchas ganas de irse para la Morra, que se le notaba mogollón. Después, Ander nos dijo que sí, que tenía un paso con la nieve más dura, sin huella... Si hubiera llevado el piolet, todavía me lo hubiera pensado, pero con las suelas desgastadas de mis viejas chirucas... ni harto a petit suisse.
Total, que allá se va Ander... Hay que decir que en principio pensamos que esa peña de enfrente era la Morra, así que...
...se pegó una trepada...
...y llegó arriba...
...mientras nosotros coronábamos nuestra cima...

Efectivamente, desde arriba apareció entre la niebla la cima de la Morra de Lechugales. Se lo hicimos saber a Ander con un par de gritos y mientras nosotros posábamos de esta guisa en la Pica del Jierru (2.424m)...
...él se encaramó, ahora sí, a la cima de la Morra de Lechugales. Los demás... ya volveremos.
Volvimos por el mismo camino y otra vez andando a buen ritmo. Habíamos hecho cima a eso de la una y media y no queríamos emprender el regreso muy tarde, que Andrés y Fernando tenían una tiradita hasta Madrid.

5 comentarios:

igertu dijo...

aUPA,

Acertada decisión la vuestra, que que antes de la trepada final, hay un ladeo expuesto y sin material...
http://igertu.blogspot.com/2007/10/20071020-la-morra-de-lechugales-2444m.html


Eso sí os habéis ganado un capón por no llevar crampones y piolet!!! ya sé que esto no parece ni invierno ni ná, pero estamos en invierno y lo peor con estos tiempos a menudo se forman placas de hielo.

Salu2

Borja dijo...

Capón aceptado, compañero.
Es que no tenemos remedio cuando llevamos todo el material no nos hace falta y cuando lo dejamos en el coche nos impide hacer una cima...
Por cierto, el amigo Ander se hizo la trepada final a pelo, siempre ha habido clases.

javipozoko dijo...

De acuerdo con Igertu....sin nieve el ladeo del que os habla no tiene mayor dificultad, pero con nieve ya es otra cosa mas seria.
El material os habria hecho mas falta durante el recorrido hasta llegar a la trepada final que para afrontar esta.
De todas formas bien por nio ir los tres...esa sigue ahi esperando.
Agur.

Chema Díaz dijo...

Jopelines, y yo intentando poner algo interesante, pero en estos temas tan especializados me voy a conformar con ponerte, un sludo compañero. Comemos el domingo.

Raul dijo...

Bonita ruta, enhorabuena por la cumbre. lastima por la niebla y el tiempo regular, os privo de unas vistas espectaculares.

Saludos!