domingo, 24 de febrero de 2008

Fin de semana en Picos 1: Peña Castil (2.444m)

Como diría el otro: "Elegí un mal invierno para darle caña a los corredores".
Este fin de semana, The South Face Nisio Extrem Team se trasladó a los Picos de Europa para tratar de hacerse unos corredores. En su lugar, nos comimos unas buenas pedreras y sacamos a pasear toda la cacharrería para añadirle más peso a nuestras mochilas. Como es habitual en Picos, unos desniveles importantes y unos paisajes impresionantes.
Para el primer día, el sábado 23, habíamos escogido el corredor Noroeste de Peña Castil, que habíamos visto en una reseña de Foropicos.
Así que, para allá que nos fuimos con todo el material. Sobre las ocho y media de la mañana, Ander, Fernando, Andrés y yo salíamos del Collado de Pandébano por el camino que lleva al Urriellu. Desde aquí ya veíamos que las montañas no tenían mucha nieve, pero confiábamos que en un corredor orientado al norte la cosa estuviera mejor.
Poco a poco, íbamos cogiendo altura y no tardamos en pasar la majada de la Tenerosa.
Y en un momento dado, allí asomó la cabeza el Picu...

Para variar, íbamos bien de tiempo y además el día acompañaba...

video

La verdad es que los Picos tienen unos paisajes...
...y qué decir de esto...

video
Amanecía sobre el Naranjo y no podíamos apartar los ojos ni la cámara de él.

Un poco más cerca...
...y otra vez para arriba. En este punto, abandonamos el camino de la Vega de Urriellu para subir hacia el Hoyu Carnizoso. Por debajo de la pared de la izquierda, siguiendo la línea de nieve pasaríamos.
Ya estamos allí.

A veces, la subida iba por este terreno tan típico de Picos...
...y, a veces, por estas pedreras, tan típicas de Picos también.
Al llegar al colladín ya casi teníamos a la vista el corredor...
...pero antes paramos a comer un poco.

video

Y al dar la vuelta, allí estaba. Esa delgada línea blanca es la entrada del corredor...
...nuestro gozo en un pozo.

video

A ratos pisábamos un poco de nieve, eso sí, blandita...

...y a ratos no quedaba más remedio que comernos la pedrera. "Pillar esto con buena nieve, de esa durita, debe de ser...", pensábamos.
La verdad es que el corredor era bonito.

video

En este tramo yo saqué el piolet, iba más seguro porque mis viejas chirucas no me daban mucha seguridad, la verdad... y las de plástico en la mochila.
La salida del corredor, a la izquierda, tenía una pequeña trepada que hizo el tema más interesante...
...justo antes de sentarnos a descansar antes de la rampita final hasta la cima.

video

Que es ésta. Aquí daba bien el sol.
Y por fin, poco antes de las dos, llegamos a la cima de Peña Castil. Cinco horas y media de subida para un desnivel casi 1.400 metros. Casi nada. La foto de cima con la cara Este del Naranjo detrás nos la hicieron un grupo de compañeros de Foropicos, que al ver el pañuelo de nuestro patrocinador nos reconocieron...

Habían quedado en Sotres para una raquetada, pero es difícil hacerla sin nieve, así que, casualidades del destino, nos encontramos en la cima. Después de grandes y efusivos saludos con algunos de ellos como el gran Pepe García, J.Blas o Die-sell... un verdadero placer, compañeros, hice el vídeo de cima.

video

Como se ha visto en el vídeo, desde la cima las vistas eran impresionantes. Peña Vieja, bajo la que pasamos el fin de semana pasado...
...una panorámica de la Montaña Palentina, de izquierda a derecha: Curavacas, Peña Prieta y Espigüete.
Una foto con el Picu antes de bajar...
...y para abajo por la normal siguiendo las huellas de los compañeros foreros.
Al llegar al Colláu Cambureru, decidimos separarnos, a Ander y a Andrés les apetecía bajar hacia las Vegas del Toro, mientras que Fernando y yo preferimos seguir hasta Pandébano. Luego les pasaríamos a buscar con el coche por los Invernales del Texu.
Este es el relato del descenso del otro par contado por Andrés:
Una de las pocas cosas que mi experiencia vital me ha enseñado es la máxima “si falta hielo, llegan los problemas”. Cuántos gin tonics nos habremos tomado calientes y cuantas veces habremos paseado sin sentido nuestros piolets con la misma impotencia. Al llegar al collado de Camburero, se nos ocurrió bajar hacia las Vegas de Toro, para poder ver los corredores del Escamellau, ya que esa era la actividad prevista para el día siguiente, y después del paseo que estábamos dando al equipo preferíamos asegurarnos de que algo de nieve tuvieran. Nos separamos en dos grupos para ir a buscar el coche.

Aquí, Borja muestra la tristeza de las despedidas.
Nos las prometíamos muy felices, pero este camino no estaba muy bien señalizado y nos costaba encontrar el itinerario correcto a pesar de sacar el mapa cada dos por tres.
Bueno, por lo menos seguíamos viendo el Naranjo...

video

Última foto aguantando el contraluz...
La bajada que nos esperaba era importante. Aunque realmente lo que nos cansaba era simplemente pensar en subir por aquí…
...y nosotros a seguir. Esto se nos hizo muy pesado, la verdad.

video
Poco a poco fue apareciendo el Escamellau, mostrándonos los corredores con una evidente falta de nieve.
Por fin, llegamos al lugar por el que se bajaba hacia la Tenerosa. Al fondo, veíamos la curva de la carretera en Pandébano donde habíamos dejado el coche...
Habrá que dejar esos corredores para otra ocasión…hay más días que longanizas…
Ya sólo quedaba corretear detrás de Ander hasta las Vegas de Toro, aún así me dio tiempo a sacar está instantánea…
...y diez horas después de salir, con el Neverón de Urriellu al fondo llegamos al coche. Un gran día. Lástima la falta de nieve.
Qué bonitos paisajes nos brindan los Picos de Europa. Poco tiempo después ya estábamos en la carretera de Sotres esperando que nuestros amigos nos vinieran a buscar. Mientras llegaban, saqu´´e una foto al Escamellau para recordarle que teníamos una cita pendiente.Ésta es la ruta que seguimos. En azul, el camino de Ander y Andrés que al final tuvieron que esperarnos en el cruce con la carretera de Sotres.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sois unas máquinas. Un abrazo desde Tirana, a ver si te aparece una nueva banderita.

El fratello

Borja dijo...

Oye, tú sigue dándote vueltas por el mundo y dejándome banderitas, que eso le da prestigio al blog.
Y a ver si puedes venirte a Pirineos en Semana Santa, hombre. Aunque de momento no hemos movido nada. Ni zona, ni cimas a subir, ni nada de nada. Creo que Andrés dice de llevarse una tienda y andar un poco a salto de mata... no sé, no sé...
Bueno, un abrazo y recuerdos a los albaneses.

Diego dijo...

Hola "apañeros",

Una pena que los montes por Picos estén así, sin nieve. A los que nos gusta la montaña invernal, o nos dedicamos al dry-tooling a este paso o vendemos to los trastos y nos dedicamos a la roca, porque vaya toalla con estos inviernos....Pedrera y más pedrera.

Tengo una asignatura con la Noreste del Espigüete, y veo que este año tampoco la apruebo...

Me parto el pecho con vuestros post, y es que tienen un toque de gracioso que molan un huevo amigos.

La última vez que estuve en el Urriellu, subimos por la Canal del Camburero, que bonita !! y que dura.

Que la fiesta no pare !!

Un saludo, Diego.

Joan González dijo...

Hola, conozco algo esta zona desde Pandébano....y la imagen del "Picu" es "todo emoción"...

salut
joan

Carlos dijo...

Habia hambre de nieve y de monte...que con este panorama por aqui me niego a pisar caliza en invierno.

Buena cima esa de peña Castil...una pena de corredor, pero ye lo que hay.

A ver si nos topamos por ahi, carasur.

Saludoss

ldiegoes dijo...

no si al final me voy a creer lo del "Nisio Extreme"

Os pasa cada cosa... jajajajajajajajajaj

Pero me he quedado maravillado de las vistas que hay desde peña Castill.

Los videos te quedan geniales entremedias, brutal brutal