lunes, 28 de abril de 2008

Pirineismo al más puro estilo The South Face

Demasiada nieve, mucho peso en la mochila y una paupérrima preparación física. Partiendo de estas premisas sólo podíamos vivir unas jornadas en Pirineos al más puro estilo The South Face. Dos de los más selectos miembros del Extreme Nisio Team: el Sr. Navarro y un servidor, nos fuimos a Ordesa el 23 de abril para subir al refugio de Góriz y, desde allí, atacar todas las cumbres posibles, desde el Taillón hasta el Perdido. Bueno, ésa era, al menos, nuestra intención.
Salimos de Palencia a las 7,30horas y sobre las 13,30 horas estábamos en la pradera de Ordesa dispuestos a comernos el mundo, esta pequeña parte del mundo por lo menos.
Sabíamos que las mochilas pesarían, porque cinco días allí arriba implicaban mucho peso: raquetas, piolet, crampones, botas de plástico, ropa técnica y de abrigo, ropa de recambio, comida para llevar durante el día... vamos que pesaban como dieciséis toneladas
En fin, que así salíamos sobre las 14,00horas del aparcamiento, con buen paso, que había ganas...Éramos conscientes de que no era muy pronto, pero teniendo en cuenta las horas de luz y que en verano hasta Góriz se tardan unas cuatro horas y media... En cualquier caso íbamos a buen ritmo aunque era inevitable detenerse a hacer fotos. Qué sitio más bonito.
A cada vuelta del camino te encontrabas una nueva pequeña maravilla que había que inmortalizar...
...una nueva pequeña maravilla..
Hablando por teléfono con los chicos del refugio nos habían dicho que había riesgo de avalanchas 5, o sea, el más alto. Eso hubiera bastado para echar atrás a cualquiera, pero no a dos aguerridos miembros de The South Face Extreme Nisio Team, además, ya habíamos pedido los días en el curro y, para quedarnos en casa...
A medida que ganábamos altura la nieve iba aumentando de espesor. Aquí a unos 1.650 metros, justo antes de las Gradas de Soaso... Por cierto, el que está detrás de esa mochilaza soy yo.
Las Gradas de Soaso... sin palabras...
...y en llegando al circo, con el Perdido allí arriba.
De repente un estruendo nos sorprende. Giramos la cabeza y... esto debe de ser eso de riesgo de aludes 5...
...en el vídeo se ve un poquito mejor.
Bueno, que, entre ponte bien y estate quieto, llegamos a la cascada de Cola de Caballo sobre las 18,00h. Unos sarrios nos observaban como pensando: "pero dónde vais, almas de cántaro".

Yo todavía llevaba puestas mis viejas chirucas de treking y su Goretex ya no es lo que era. Así que, paradita para comer algo y cambiarme de calzado que aún queda lo mejor.

Afrontamos las clavijas con un poco de respeto al principio, sobre todo por el peso de las mochilas. Pero, superado el primer tramo y una vez cogido el truquillo, el resto fue disfrutón, la verdad. Y si no miren ustedes cómo se lo pasa el Sr. Navarro, que es de natural reservado.
Al salir de las clavijas nos pusimos las raquetas de nieve. Fue justo después de que yo me hundiera hasta el pecho en un mal paso. Caía la tarde sobre el valle de Ordesa y yo empezaba a preocuparme...
...el refugio estaba ahí al lado, pero la nieve estaba muy blanda, normal a esas horas de la tarde (eran casi las siete) y hasta con las raquetas nos hundíamos hasta las rodillas, normal con el peso que llevábamos en la chepa.
Pero bueno, siguiendo unas huellas del día anterior y con las fuerzas bastante justitas, por fin vimos el refugio allí al fondo. Dejadme que haga memoria... A ver... No, definitivamente nunca me había alegrado tanto de llegar a un refugio de montaña.
En fin, que después de siete horas y media, llegamos con las últimas luces del día y antes de entrar a devorar la cena que amablemente nos prepararon a pesar de ser las 21,30h nos hicimos esta foto. Navarro estaba bastante cansado. Como dijo el forero de Mendiak Javierh cuando se subió el Teide desde la Playa del Socorro: "Os juro que estaba sonriendo".
En el refugio sólo estaban los dos guardas (encantadores, por cierto, así da gusto) y dos chicos ingleses. Habían llegado el día anterior, las huellas eran suyas. Iban con zapatillas de treking y equipo de acampada, ni unos míseros bastones... nos contaron que habían salido a las nueve de la mañana y habían llegado a las nueve de la noche. ¡Doce horas! Empapados y hundiéndose hasta la cintura en la nieve. Inmediatamente saqué un par de formularios y les alisté en The South Face Extreme Nisio Team. Estoy a la espera de que manden dos fotografías de carnet.
Nos pasamos la cena rumiando qué podíamos hacer al día siguiente. Los guardas nos dijeron que a un 3.000, ni locos. Ni Punta de las Olas, ni leches, que, como mucho hasta Punta Custodia o Punta Tobacor. Eso madrugando un poco para pillar la nieve un poco dura, porque en cuanto entrara un poco la mañana... otra vez a pisar sopa. Y como la cosa no iba a estar mejor, en cuestión de riesgo de aludes y de transformación de la nieve, hasta el domingo por lo menos, con gran dolor de nuestro corazón, tomamos la decisión de bajarnos. A la mañana siguiente, viendo el pedazo de día que salió y mirando hacia las cumbres nos costó ponernos en marcha. Incluso ya caminando hicimos un par de amagos de quedarnos... pero la prudencia pudo más. Ya volveremos por aquí en mejores condiciones.
Una vez más el espectáculo era impresionante. Bajábamos a buen ritmo...
... aunque paramos para despedirnos de la Cola de Caballo...
...y nos dedicamos a disfrutar de la delicia de caminar completamente solos por este lugar inigualable.
Ya habíamos decidido que, de vuelta a casa, pararíamos por Soria para subirnos el Moncayo.

7 comentarios:

Kepa dijo...

acertadisima decisión. Yo es que con riesgo 5, y conociendo como se cierra el valle de Ordesa ni me hubiera acercado... que miedo lo del alud....

A ver esas fotos del Moncayo....

igertu dijo...

Suscribo lo dicho por Kepa (jdr que fácil es esto, jejeje)

En serio yo con riesgo 5 ni me hubiera acercado a esa zona de los Pirineos,... pero ya se sabe somos pobres y no podemos ir cuando queremos sino que cuando tenemos libre :(((

Al menos os disteis una paliza singular y pudisteis ver ese lugar tan bello de blanco.

PD: Lo de los ingleses pabersematauuuu

Salu2

ldiegoes dijo...

Tú puta madre Borja... no te conozco, pero el día que lo haga, te daré un collejón, cariñoso, pero collejón...

Con riesgo de avalancha 5, como dicen esos mariconsones de ahí arriba, ni me acerco a piris, pero si lo hago y veo esa avalancha, me doy la vuelta allí mismo.

jefoce dijo...

Joder, cuánto figura hay por aquí. Pues bueno, habrás disfrutado aún así de la experiencia, que de todo se aprende. De todas maneras, vaya fotazos compañero. Gracias.

kiba dijo...

Gracias por esas imagenes nevadas del valle, gracias por vuetro temple sereno y firme para mantener la ilusion y llegar hasta el refugio, os habra costado un riñon, dos lumbares y dos rodillas llegar hasta alli.
Vaya equipazo..
-_^

Raul dijo...

Jojo, que casualidad, justo el día de antes el martes estuvimos yo por allí, pero no pasamos del parking.

Subimos con raquetas a los llanos de La Larri en Pineta que había mucha mas nieve que por ordesa, fuimos todo el rato por la pista y estaba petao de nieve, arriba casi 2m y durante el día aludes continuos, muy espectaculares y bonitos verlos desde lejos.

A ver si cuelgo el repor en unos días.

Saludos!

Ergofunción dijo...

Por los pelos. Bueno estaba dudando si ir a los Piris en este puente, pero me queda claro lo de la calidad de la nieve. Aún así, buena actividad y repotaje.
Me gusta ese sentido del humor, me pego unas buenas "riseras".