miércoles, 14 de mayo de 2008

Primula pedemontana: En busca del tesoro de la Norte del Curavacas

La Montaña Palentina es una tierra de gran belleza. Cumbres como el Espigüete son una muestra de su espectacularidad. Pero también encierra pequeños tesoros que merece la pena buscar. Uno de ellos es una simple flor: la primula pedemontana un endemismo no ya de esta zona, sino de la cara Norte del Curavacas, el único lugar de la península en el que se puede encontrar.
Un grupo de naturalistas se ha propuesto llevar a cabo un estudio pormenorizado de la flora vascular del Parque Natural de Fuentes Carrionas. Es el proyecto "Semper Vivum", en el que llevan trabajando varios años. En el mes de julio de 2007, tres de sus miembros: Toño Gopegui, Tino García y Nacho Zubelzu nos hicieron de guías. Los dos últimos tienen montada una pequeña empresa que organiza rutas de observación de la naturaleza por Fuentes Carrionas, Picos de Europa... los podéis encontrar en esta página web Se trataba de hacer un reportaje para prensa y televisión que diera a conocer su labor.
Así, tras madrugar bastante, recorrimos en todoterreno el valle de Pineda... ...que en la amanecida lucía en todo su esplendor...
...y nos plantamos bajo la impresionante cara Norte del Curavacas, justo debajo del Pozo del Curavacas, donde empezaríamos a caminar en busca de este pequeño tesoro. La verdad es que todo daba una extraña sensación de aventura
Tras hacer unas primeras tomas...
...empezamos a caminar.
Yo llevaba algo de peso. Dos mochilas: la pequeña, por delante, con cables, micrófono, auriculares, baterías y cintas de repuesto; la grande, a la espalda, "sólo" con el trípode. Gajes del oficio.
En cualquier caso, el día era bueno y, al fin y al cabo, estaba trabajando. Era inevitable pensar en que hay muchas personas que en ese momento estarían encerradas en una oficina delante de un ordenador... ¡qué afortunado soy!
Para incrementar el momento de felicidad, pudimos observar una estampa como ésta...
En poco tiempo alcanzamos el Pozo del Curavacas, que rodeamos para continuar la ascensión en busca de nuestra flor.
Cada dos por tres, nuestros amigos encontraban algo que les llamaba la atención, plantas sobre todo, y se paraban a tomar sus datos. Carlitos, mi camarógrafo, que es un cotilla, se acercaba a mirar.
Pero allí no estaba la prímula pedemontana. Fue en los años 50 cuando dos botánicos descubrieron aquí esta planta que, hasta entonces, sólo se había documentado en los Alpes, donde crece sobre los 2.000 metros, al pie de las montañas, de ahí su nombre.
Hace un mes, esta zona estaba tapizada de flores, nos explican los expertos. Pero ya el verano estaba muy avanzado y el calor hace que la floración sólo pueda darse a mayor altura, en zonas sombrías y húmedas...
...por allí arriba, bajo la Aguja del Pastel, que aparece imponente y misteriosa entre nubes.
Algún ejemplar queda y Gopegui se dedica a hacer unas mediciones.
Pero para encontrar la flor, hay que seguir subiendo. Brágimo, mi fotógrafo, lo coge con ganas y marcha animoso, a Carlitos le cuesta más... será la edad y la buena vida.
Ya hemos llegado a una altura considerable y las vistas desde aquí son inmejorables. Al fondo vemos el pico Tres Provincias y Peña Prieta, con todo el cordal que recorrimos un día de San Juan.

Y por fin, a unos 2.200 metros aparece nuestro pequeño tesoro.
Nacho Zubelzu, que además de naturalista es un cotizado pintor, hace unos dibujos para ilustrar la ficha.
El estudio de esta planta puede aportar importantes datos sobre la evolución del cambio climático en la zona, nos explica Tino. La primula pedemonatana necesita unas condiciones de humedad y temperatura muy específicas y si estas varían, la planta busca un hábitat más propicio montaña arriba, donde antes no se encontraba.
Con el trabajo terminado, comemos un bocadillo observando el paisaje. Todos miran hacia abajo, pero yo busco vías por la Norte del Curavacas. Algún día subiremos por ahí... pienso...

3 comentarios:

gatta dijo...

Hola! Me ha gustado mucho leerte y conocer esta especie de Prímula.
Saludos!!!

Mari dijo...

Hola Borji. No sabes que envidia me das, andar por esos sitios, con ese buen tiempo, y además !en día de labor¡ mientras otros revolvemos papeles en la "ofi". Que sepas que seguimos tus andanzas, no va a ser el jesusito el único que tenga seguidores. Besos a repartir con Mr. Churches, Jorgitos y demás.

Kepa dijo...

La norte del Curavacas para septiembre, que me he puesto mu cachondo viendo tu reportage