miércoles, 2 de julio de 2008

Los corredores del Pico Faro

Si los compromisos sociales son una buena excusa para no salir al monte, la desidia y la vagancia son mejores y más habituales. Lo cierto es que las terrazas, al menos en mi caso, impiden cualquier actividad montañera. Así, no nos ha quedado más remedio que acudir a nuestra hemeroteca y seleccionar una de nuestras clásicas aventuras. Será la que lleva por título “Los corredores del Pico Faro”. Para acompañar un título tan peliculero, había pensado poner la música de Carros de Fuego, pero utilizando mi ignorancia.net no he sido capaz de añadir ningún acompañamiento sonoro, por tanto me limitaré a tararear el tema en cuestión mientras escribo, esperando que vosotros lo silbéis mientras leéis, si os place, por supuesto. Tranquilo, compañero, que yo te lo pongo: Quizá el título y la banda sonora no son del todo acertadas ya que “corredores” no había ninguno, ni nosotros con nuestra tradicional pachorra y lentitud, ni las condiciones de nieve habían conseguido formar alguno. Pero no se puede pedir demasiado a mi escasa imaginación. Además hay que crear algo de tensión en el lector, digo yo. Y así nos aseguramos la visita de algún internauta despistado.

Todo sucedió el 8 de marzo de 2008. Borja no se acordará, sobretodo por que no fue. Como durante todo el invierno, había más ilusión en nosotros que nieve en las montañas, por eso una vez más afilamos los piolets en vano, pero a cambio conocimos la zona del puerto de Vegarada, realmente recomendable.

Comenzamos en tomando un café y conversando con las gentes en Tolibia de Abajo, al fondo el Pico Bodón, si no la lío para variar.



















Durante la anterior semana había nevado por la zona, pero nos avisaron de que quedaba muy poca, que la nevada buena estaba por venir…y el tiempo les dio la razón…
Al llegar al puerto la niebla lo cubría todo, pero de vez en cuando se veía algún claro. Teníamos esperanzas de que el día se arreglara. Lo que no teníamos era ni idea de la ubicación del pico Faro. Simplemente traíamos una foto sacada de Internet. La primera duda era básica, ¿el monte está al lado derecho o al izquierdo de la carretera? Y esa pregunta se la hicimos a un grupo que se estaba preparando para salir en otra dirección. En su cara se reflejaba claramente lo que pensaban…va a llegar lejos esta pareja!!…y es que éramos dos, el gran Quique y Mr. Churches, el que escribe.



















Con las indicaciones en nuestra cabeza y la certeza de que nos perderíamos, nos adentramos en la niebla, con la alegría del inconsciente.



















La luz y las sombras, animaba al fotógrafo que todos llevamos dentro, en nuestro caso muy dentro…



















Poco a poco, ascendíamos pensando que abriría, había mucha luz.



















Pero en lugar de eso, la nieve se hacía más profunda y la niebla más densa.



















La verdad es que estábamos disfrutando…ahora foto con reflejo…



















Siguiendo nuestra intuición y el cauce del río, nos adentramos en una llanura en la que trazamos una línea recta hacia la nada. Al rato observamos una pronunciada ladera hacía la que nos dirigimos esperando salir de la niebla al ganar altura…y así sucedió. De pronto entre la bruma aparecieron los murallones del pico Faro.



















Era como si alguien de repente hubiera encendido la luz…



















Fantástico.



















Parecía que podíamos encontrar algo en los corredores, comimos y disfrutamos del paisaje.



















Quique con su vista de lince analizaba las posibilidades.



















Según nos íbamos aproximando, nuestras esperanzas de picar hielo desparecieron.



















Las condiciones de la nieve eran bastante pésimas y los corredores estaban sequitos.



















Decidimos cambiar nuestros planes y dar una vuelta por el macizo ascendiendo a los montes que se dejaran.



















El sol empezaba a picar y la nieve se fundía bajo nuestros pies, haciéndonos resbalar una y otra vez. Nos colocamos los crampones y nos lanzamos hacia la cima del Faro. La nieve se deslizaba ladera abajo haciendo un ruido constante.



















Yo jugaba con la cámara, me la habían regalado y me sentía feliz.



















La cima estaba cerca.



















Pronto alcanzamos la cuerda, y aquí Quique me sacó una foto, en la que se ve claramente que todavía no había empezado la operación bikini…



















Pronto llegamos a la cima, Pico Faro 2110 metros, cómo no había pañuelo del Bar Llamas, tendremos que volver.



















Desde aquí, pudimos ver la huella que habíamos dejado, parece mentira que no se viera dos con un burro y que no conociéramos la zona, lo habíamos hecho bien, alguna vez tenía que ser…



















Decidimos seguir subiendo montes, había uno muy cerca y hacía allí dirigimos nuestros pasos, pero antes nos asomamos para ver como son los corredores. Desde allí se veían facilitos, perfectos para nuestros intereses…La nieve, escasa…



















Más fotos…



















Charlando, charlando nos fuimos metiendo en la salida de los corredores para verlos mejor.



















Menudo invierno llevamos, pensaba aquí mi compañero.



















Lo cierto es que al final se nos olvidó nuestra intención de subir el monte cercano y seguimos hasta el collado.



















Desde aquí divisamos una curiosa formación…



















Decidimos dar la vuelta al murallón y subir por detrás…Me pareció ver desde la cima una vereda buena…Alegría…



















Yo, como con las cámaras nuevas no cuesta el revelado, le sacaba fotos a todo.
Utilizando la probabilidad, alguna quedaría bien…



















Fácilmente cogíamos altura, pensando que igual por el otro lado no íbamos a poder bajar, pero ese día la suerte estaba de nuestro lado.



















Así llegamos a una cima cuyo nombre no recuerdo.



















Desde allí nos dimos cuenta de que la cima que nos pasamos embobados en nuestra charleta sobre lo divino y lo profano parecía la más alta de la zona. Otra razón para volver…Tampoco sabemos el nombre, esperamos que alguien nos saque de nuestra ignorancia.



















Proseguimos nuestro camino, reconociendo cimas…



















A lo lejos quedaba el Espigüete que tanto nos gusta…



















Un par de fotos más y comenzamos a bajar, teníamos un largo camino hasta Salamanca…



















Otra...



















Y por último para despedirnos, el mensaje publicitario...

4 comentarios:

Borja dijo...

Ahí estamos, compañero.
Un relato de calidad literaria y excelencia fotográfica.
Subiendo el nivel del blog!!

ldiegoes dijo...

puuuuaaaf, diox!!! que preciosidad...

vidal dijo...

Buena ruta os pegasteis por esta guapa zona!... el que os dejasteis sin subir y más alto de la zona es el Huevo de Faro (2.155 mts.) y el que subisteis el último es el Pico de la Quemaona (2.044 mts.)... tengo un par de reportajes de la zona en http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?f=5&t=17090&start=0&st=0&sk=t&sd=a y http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?t=13386&start=0&postdays=0&postorder=asc&highlight= ... Aupa los Nisios!!! y que no decaiga esa actividad!!!... ya sabeis, la clave es NEVER STOP OF NEVER STOP!!!

文章 dijo...

AV 無碼 a片免費看 自拍貼圖 伊莉 成人電影 成人文學 言情小說 色情 080視訊聊天室 a片 A漫 麗的色遊戲 AV女優 SEX 正妹牆 ut聊天室 聊天室 情色小說 成人 18成人 嘟嘟成人網 aio交友愛情館 色情小說 色情網站 情色 成人圖片 成人文章 成人小說 成人漫畫 視訊聊天室 性愛 情色遊戲 美女寫真 亂倫 免費視訊聊天 免費影片 免費a片 女優 偷拍 美女 SEX avdvd 自拍 美女寫真 微風論壇 大陸新娘 清潔公司 遊學