miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ni pico ni estany, barranco de Comalesbienes... y gracias: estrenando la temporada invernal por todo lo nisio

Puente de la Constitución Inmaculada y estreno de la temporada invernal para The South Face Extreme Nisio Team. Fieles al estilo que nos ha reportado una bien merecida fama a nivel internacional, los tres días de actividad se saldaron con dos estupendos fracasos y un monumental éxito. Tener al mítico Gaspar ubicado en El Pont de Suert nos proporcionaba un estupendo campamento base para aprovechar los días de vacaciones y allí, en su casa, nos plantamos el señor Navarro y un servidor el viernes por la noche. Además del inicio de la temporada, el fin de semana nos iba a servir para hacer las pruebas de acceso a una aspirante a ingresar en The South Face Extreme Nisio Team. Marta, que ya obtuvo unos buenos resultados en su evaluación en escalada como bien relató en su día Mr.Churches, quería demostrar que estaba preparada para estar a la altura de los más nisios en montañismo invernal. La verdad es que lo hizo desde el primer momento porque fue la última en levantarse y una de las responsables de que, para variar, empezáramos la jornada más tarde de lo previsto. Esta chica apunta maneras, sí señor. El caso es que la noche anterior habíamos decidido acercarnos hasta el Estany de Cavallers para tratar de subir a la Punta Alta de Comalesbienes, un tresmil bajito y, en principio asequible para empezar bien la temporada. Si ya íbamos mal de tiempo, nuestro gozo cayó una vez más al pozo, al ver que el acceso estaba cortado en Caldes de Boi y que nos tocaba hacer cuatro kilómetros más por carretera. Bueno, vamos para allá. Eran poco antes de las diez y yo ya intuía que hoy no alcanzaríamos la cima.

Además, en otra decisión bastante nisia, decidimos pasar de la carretera y seguir por un camino, que perdimos en diversas ocasiones, viendo cómo una pareja que caminaba por el asfalto salió más tarde que nosotros y llegó bastante antes al pie de la presa... Bueno, nuestro camino era más bonito...

Allí está la presa y antes de llegar a ella tendríamos que desviarnos para empezar a remontar el barranco de Comalesbienes...

...primero por una cómoda pista que en grandes curvas nos hizo ganar altura cómodamente...

...por cierto, no he dicho que si las previsiones para este día, el sábado 5, eran medio buenas, el día salió bueno entero...

...tras dudar en varios puntos sobre donde abandonar la pista, al final tiramos por la calle de el medio y afrontamos la inclinada subida por donde nos pareció mejor...

...la verdad es que no había mucha nieve, pero estaba todavía sin transformar y hacía nuestro avance lento y penoso. En estos dos adjetivos nada tiene que ver, por supuesto, nuestro pésimo estado de forma.

Mirando el reloj ya habíamos descartado hacer cumbre, pero bueno, llegar hasta los estanys de Comalesbienes, puede ser una buena forma de estrenar la temporada. Además el sitio era espectacular y el día más.

El barranco se iba estrechando y Gaspar seguía abriendo huella, que para eso le pagamos, la nieve blanda y paposa llegaba ya por la rodilla a pesar de que buscábamos las zonas en las que teóricamente tenía que haber menos acumulación...

Aunque nuestra primera intención fue salir del barranco por una canal en la que relucía un poco de hielo, esa gran flecha roja pintada en la roca nos hizo tomar el camino que nos indicaba...

...sin embargo, lo que en verano debe de ser una senda que se estrecha y encajona entre las peñas, ahora era un embudo repleto de nieve en el que Gaspi trataba de progresar con más pena que gloria...


...además creo que nos equivocamos y seguimos la canaleta demasiado hacia arriba, tal vez una vira cubierta de nieve, que la verdad no nos inspiraba ninguna confianza, era el camino bueno. Era casi la una del mediodía y no veíamos la cosa nada clara. Nada, que también nos quedábamos sin ver los estanys...

Al principio ligeramente abatidos, pero después satisfechos por haber tomado la decisión correcta de darnos la vuelta y por haber dejado una vez más el listón lo más bajo posible, emprendimos el regreso. Lo hicimos sin más contratiempos que una bonita culada en la nieve protagonizada por mi humilde persona, lo que, siguiendo la tradición nisia, supone pagar una ronda de cervezas al resto del grupo.

Y así, tras comer las deliciosas viandas que llevábamos en la mochila, con unas preciosas vistas al Comaloforno y a los Besiberris, regresamos al coche, esta vez sí, por la carretera, valorando el nisio comportamiento de Marta, que pasó la primera prueba práctica con nota. Lo dicho, esta chica apunta maneras.

6 comentarios:

SARITA dijo...

Impresionante esta zona del Piri, una de mis favoritas... por lo menos hicísteis un buen pateo y estrenásteis temporada con la visión de los Besiberris... uff, como me acuerdo de cuando vivíamos cerca del Pirineo, snif!!

Un abrazo.

Cienfuegos dijo...

Preciosa zona y bueno,....se trataba de estrenar la temporada ¿no? personalmente creo que hacer cumbre el primer día de una nueva temporada, hubiera sido incluso de mala educación.
Un saludo

Kepa dijo...

El NISIO fiel a su estilo...si es que Borja, hay que saber elegir compañeros de viaje jajajajaj

Martita dijo...

Ahí estamos Martita!!!!!

vidal dijo...

Si Señores/as!!!... ya está bien de actividades de alto nivel!!!... que viva el "Nisio Style"!!!... y no os quejéis que otros no pudimos ni siquiera salir de casa, ja, ja, ja!!!... Saludos Esgalleros!!!

Keducc dijo...

Ay estos Nisios!!! bueno, esperamos con ansia el triunfo posterior.