martes, 13 de abril de 2010

Ruta por el desfiladero de Pancorbo (monte Castillete 1.037 m.). Un grato descubrimiento

Para aprovechar el fin de semana al máximo, tras realizar el sábado una "ruta integral" por Valderejo, Jorge y yo decidimos continuar con alguna caminata el domingo. Sólo podíamos aprovechar la mañana, ya que la comida familiar era obligatoria (jamás nos perdemos la oportunidad de degustar las exquisiteces gastronómicas de la zona y menos cuando son gratis...), así que decidimos realizar una ruta que siempre hemos tenido pendiente porque la vemos siempre que vamos a Miranda, el desfiladero de Pancorbo.>Photobucket

Como sabíamos que la ruta no era complicada ni larga, aprovechamos para dormir un poquito más de lo habitual. Así que a las 11 de la mañana ya estábamos en las afueras de pancorbo preparados para hacer cima. El día además nos acompañaba así que nos pusimos manos a la obra...

Photobucket
La ruta es una de las más sencillas que he realizado en mi vida, ni siquiera yo (increíblemente nula para la orientación y más con un mapa en la mano) podía perderme en esta ocasión ya que era "todo para arriba", a lo brutito, sí señor...

Photobucket
No seguíamos ningún sendero pero no hay pasos complicados por ninguna parte

Photobucket
La única decisión que tuvimos que tomar fue escoger entre el sendero que rodea las peñas del desfiladero o meternos entre las peñas para llegar a la parte más alta, y como brutita que soy y dado lo sencillo del recorrido de la jornada, nos decantamos por ésta última opción.

Photobucket
La pendiente era pronunciada pero no había dificultad, eso sí, me entraron unas ganas tremendas de volver a hacer escalada!

Photobucket


Photobucket
En unos tres cuartos de hora ya estábamos casi en la cima y las vistas eran espectaculares

Photobucket

Un poquito más y llegábamos a la meta
Photobucket

Por fin arriba nos alegramos muchísimo de haber realizado esta ruta, ya que en la cima nos encontramos con algo que nos sorprendió gratamente
Photobucket
En la cima se encontraban los restos del castillo de Santa Engracia. Hace un año aproximadamente restauraron el lugar y ha quedado impresionante.

Photobucket

¡Ay! que me adelantaba... antes de enseñaros las ruinas... foto de cima! este es el monte castillete, de 1.037 metros
Photobucket

Ahora ya puedo comenzar a enseñaros los restos de Santa Engracia. Han hecho varias cosas: por un lado han creado una pista para que los visitantes puedan llegar casi hasta cima en coche (pasa siempre...), por otro lado, han construído pasarelas de madera para poder acceder a todas las ruinas...
Photobucket

También han restaurado algunas partes de la muralla de la fortaleza...
Photobucket


Photobucket

También han colocado varios paneles en los que se pueden ver cuáles eran las dimensiones que tenía en su día Santa Engracia

Photobucket

Eso sí, lo mejor de todo es que han intentado respetar en todo momento el lugar y no se han pasado destruyendo (perdón... "modificando") la zona
Photobucket
Es un sitio muy curioso en el que aprendimos muchas cosas. Lo que más me gustó es que te cuentan cómo vivían en este castillo, lo hacían en estas cuevas

Photobucket


Photobucket


Photobucket


Poco a poco vas recorriendo toda la antigua fortaleza y al mismo tiempo puedes disfrutar de unos paisajes impresionantes...


Photobucket


Photobucket


Photobucket

Hasta que al final llegas a otra pequeña cima. En esta ocasión no sé deciros cómo se llama, pero podría ser la peña del mazo...
Photobucket


Desde este punto se puede contemplar todo el pueblo de Pancorbo
Photobucket

Poco a poco vas finalizando la visita al castillo... Eso sí, antes os comento lo que más nos sorprendió. A parte de los carteles explicando las dimensiones, también había otros en los que se comentaban las costumbres y las tradiciones de esa época. Lo más llamativo era que para poder vivir en el castillo había varias opciones, entre ellas que te tocara por quinta (uno de cada cinco hombres tenía que ir obligatoriamente), que te cogieran por ser un ladronzuelo de poca monta o porque fueras un mendigo y, por último, porque te diera la gana (de estos debía haber pocos). Pues lo llamativo no eran los que entraban, sino los que lo tenían prohibido. Nunca podían venir extranjeros, gitanos ni... CARNICEROS!!!!! (alguien lo entiende???)

Photobucket

Tras visitar el castillo comenzamos el descenso. En esta ocasión lo hicimos por la otra parte para poder contemplar otras vistas.
Photobucket


Photobucket
Igual de impresionantes...

Photobucket
A veces daba hasta vértigo

Photobucket

El descenso se hace a una velocidad de vértigo, cuando te quieres dar cuenta ya estás casi abajo

Photobucket

Se me olvidaba comentar que toda la zona está repleta de buitres y se les puede contemplar a poca distancia
Photobucket
Como decía, ahí tenemos el pueblo, en un abrir y cerrar de ojos

Photobucket


Photobucket

Por si fuera poco, ya estaba llegando la primavera y los árboles estaban increíbles
Photobucket

En el desfiladero hay muchos recovecos que te llevan a pequeños rincones llenos de encanto, así que antes de llegar al pueblo nos salimos un poco del camino para ver qué nos deparaban estos pequeños senderos que surgían de la nada
Photobucket
Unos te llevaban a rocas-miradores

Photobucket

Y siguiendo otros...
Photobucket

Acababas en lugares que escondían tesoros como las ruinas del castillo de Santa Marta
Photobucket

En esta ocasión la ruta nos había sorprendido gratamente, no pensábamos que íbamos a encontrar un lugar tan increíble
Photobucket

Por fin llegamos al pueblo

Photobucket
El pueblo también es increíble, es imperdonable no dar un paseo por las tranquilas calles y disfrutar de sus cuidados y tradicionales edificios

Photobucket
Y tras el paseo por Pancorbo, como no podía ser de otro modo... la excursión finalizó en el mesón que hay junto la autovía. Aquí además de la super cerveza de recompensa fue donde tuvimos la comida familiar. La comida estaba deliciosa, pero lo mejor fue que junto a nosotros estaban comiendo los míticos heavys del grupo OBUS... Jorgito no pudo pedir más a este día.

Photobucket

9 comentarios:

Álvaro dijo...

Un recorrido bien guapo con unas vistas sensacionales. A ver si un día engaño a la chavala y la consigo sacar del Corte Inglés. Oye, menudo puntazo lo de Obus ¿no?
Saludos.

Cienfuegos dijo...

Interesantisimo recorrido: montaña, etnografía, historia, arquitectura, ... todo en uno. ¿se puede pedir más?. Si hasta salia OBUS. "...preparate, va a estallar el oibus, tarara..."
Un saludo
PD: menuda manera de postear, la virgen.

Borja dijo...

Si no hay una foto con los de Obús, no me lo creo...

Anónimo dijo...

Santa Eufemia? no, no, no......... FUERTE DE SANTA ENGRACIA. Y la foto de lo que dices son los restos de un campanario en una capilla, perteneces al antiguo castillo de SANTA MARTA de la que solo quedan partes de muralla y la sala de armas, lo que entre los lugareños es conocido como "la sala".
Por todo lo demás, buen post. Gracias por ponerlo.
Un saludo

Martita dijo...

Toda la razón anónimo!!!!!!!!!! se me ha ido el santo al cielo y no sé en qué estaba pensando cuando puse eufemia, es Santa Engracia! gracias por la aclaración. En cuanto al castillo de Santa Marta, eso ya seguro que tú sabes más porque no ponía nada de información, encantada de aprender nuevas cosas!

Keducc dijo...

joe que paseo tan bonito. Da gusto descubrir lugares así.
¡¡¡Enhorabuena pareja!!!

Anónimo dijo...

Martita, si no te molesta voy a poner este enlace en la página de facebook abierta recientemente que se llama : Pancorbo, historia viva. Por si quereis echar un vistazo y participar en lo que querais:
http://www.facebook.com/#!/pages/Pancorbo-historia-viva/111459935535773?ref=ts

Martita dijo...

Anonimo, sin ningún problema, pero si no te importa espera un poquico porque por cuestiones infórmáticas falta la mitad del reportaje...

Martita dijo...

Ya está arreglado anónimo! cuando quieras lo puedes enlazar, yo encantada! saludos