martes, 2 de septiembre de 2008

Peña de Francia (1.723m) mañanera express

Bueno, pues después de un mes de agosto de práctica inactividad montañera. Supongo que es lo que tiene venirse a vivir a un sitio cerca del mar. Te salen amigos y familiares por todas partes. así que he echado más horas de playa que en los últimos tres lustros de mi vida. En fin, que aprovechando una visita de fin de semana a Salamanca para ver a padres, madres, suegras, hermanos, hermanas, sobrinas y demás familia, pegué un toque a dos de mis amigos de toda la vida: Miguel y Raúl, más conocidos en otros ámbitos como el Agüelo y Cafre, el origen de estos nombres será explicado en mejor ocación. El caso es que les propuse hacer una ascensión mañanera, o sea, asequible y no lejos, porque tenía que estar a la hora de comer en casa de la suegra. Su cocido es una bendición y yo ya había establecido mis prioridades.
Así que al final nos decidimos por subir a la Peña de Francia, una montaña no muy alta pero sí emblemática de la sierra del mismo nombre. Raúl me dijo que tenía entendido que desde el bonito pueblo de La Alberca se tardaban cuatro horas y yo en Internet había leído que tres. Para darnos margen quedamos a las siete de la mañana y salimos hacia la sierra. La Peña tiene una carretera que llega hasta su cima, donde hay un santuairo y un convento de dominicos. Así que decidimos dejar un coche arriba y bajar con otro por si se nos echaba el tiempo encima.
Total que sobre las 8,30h llegamos a La Alberca, con sus tradicoinales casas de arquitectura serrana. Buenas juergas nos corríamos en tiempos mozos en sus fiestas...

Photobucket
...Pero ahora veníamos a caminar. Aparcamos junto al Instituto de Educación Secundaria Las Batuecas. La ruta sale desde aquí, entre el colegio y una empresa chacinera. ¿A ver qué pone el cartel?
Photobucket
Bien, GR-10, totalmente señalizado. Sin pérdida. Y 8,3 kilómetros, hombre eso a buen ritmo y teniendo en cuenta el desnivel son menos de tres horas, pensamos. Bueno vamos para allá.
Photobucket
Las marcas de GR están por todas partes y sin mayores complicaciones dejamos atrás el núcleo urbano caminando entre pinares. Poco antes un paisano nos dio los buenos días y con una sonrisa nos comentó: "Os vais a mojar...", ¡qué majete!
Photobucket
La verdad es que el cielo no tenía muy buena pinta. Venían muchas nubes, y muy negras, desde el Oeste. Y en la cima había 9º de temperatura. Además, haciendo gala de nuestra pertenencia a The South Face Nisio Extreme Team, íbamos en manga corta, sin un mísero forrillo polar ni un chubasquero... vamos, en nuestra línea. Por cierto, el lugar, muy bonito.
Photobucket
Por esta zona, el pinar nos resguardaba del viento y caminábamos a buen ritmo. Tras franquear un repecho, habíamos ascendido 100 metros que ahora nos tocaba bajar, vimos al fondo la Peña de Francia, tapada por las nubes y azotada por el viento. Que ¿por qué se llama de Francia? Pues he leído varias cosas al respecto, yo de momento, voy a poner música para darle al reportaje un poco de ambiente:
Photobucket

A ratos, parecía que el viento daba una tregua y de momento aguantaba sin llover.
Photobucket

Atravesamos la vaguada y tocaba otra vez remontar por la pista. Desde aquí parece que la Peña está a tir de piedra...
Photobucket

Hasta este punto tardamos una horita. Aquí nuestra ruta converge con la que viene desde El Casarito, bastante más corta, por cierto. Parece que nos dirigimos hacia ese pinar.
Photobucket

Perfecto, porque así nos resguardamos del viento... o del sol, que parece que quiere salir. Como digo, imposible perderse.
Photobucket

El pinar, aunque sea de repoblación, es precioso. ¿A que parece un código de barras enorme?
Photobucket

Ahora la pendiente es pronunciada y el camino hace zig zag para ganar altura con comodidad. Toca cruzar la carretera. Las señales confirman nuestras sospechas. Salvo hecatombe, nos plantamos allí en unas dos horas y media.
Photobucket

Al otro lado de la carretera... Hemos subido muchasveces a esta Peña, pero siempre en plan turista. La primera vez vine en una excursión del colegio. Los curas me reñían porque me iba a trepar por las peñas... si es que la cabra tira al monte... en mi caso desde pequeño.
Photobucket

Ahora pasamos por debajo de la cima, parece que el camino nos lleva hacia la cara norte. Es una nueva traición a nuestra filosofía pero, como es lo más corto...

En una revuelta del camino levantamos la vista y, ya tenemos ahí al lado la cima. El Monasterio, la hospederí y el repetidor de televisión, sí ese gran supositorio de la derecha.

Photobucket

Desde aquí la ruta sigue el Via Crucis que los romeros hacen en la fiesta de Nuestra Señora de la Peña de Francia.

Photobucket

Echamos la vista atrás y en sol rompe las nubes para iluminar el camino por el que hemos venido.
Photobucket

Un poquito más que ya estamos...
Photobucket

...y el último tramo hasta con escaleras.
Photobucket

Foto de cima. ¡Vaya! Otra vez que se me olvidó meter barriga... claro, me concentro demasiado en no salir con los ojos cerrados y a todo no se puede estar. Habíamos tardado dos horas exactas. Si es que somos unos fieras.
Photobucket

Ahora toca sesión fotográfica. El mirador nos indica desde dónde hemos venido... bueno por ahí tiene que andar La Alberca...
Photobucket
...El reloj de sol...
Photobucket

...el santuario...
Photobucket

...la virgen negra, que no sólo está la de Monserrat...
Photobucket

Y después de un café un pincho, parece que despeja un poco, así que vuelvo al mirador para hacer la foto pendiente. Ahora sí. Aquello es La Alberca.
Photobucket

Y ya camino de Salamanca, con la mente puesta en el cocido de la suegra y en la subsiguiente siesta... una foto de la Peña de Francia como Dios manda.
Photobucket

8 comentarios:

jefoce dijo...

Gratos recuerdos me has traído Borja. Allí estuve cuando era un renacuajo y tuvimos una vista maravillosa. Sigues con un estilo para contar hitorias que me encanta y la canción, también.
¿Qué tal estuvo la siesta?...

Borja dijo...

El cocido, antológico.
La siesta, de tres horas. Me tuvieron que despertar con desfibrilador...

Kepa dijo...

Alguien me puede explicar el por que del nombre de esta sierra??? me resulta curioso.

Anónimo dijo...

Nada, sólo para decirte que la canción de hoy pegaba muy bien. He echado de menos la foto del cocido ulterior. Algunos te seguimos no sólo para ver al final la cima, sino también la comilona.

Un abrazo
El fratello

quieroconocerajesuscalleja.com dijo...

hola!!!! soy carmen,¿que tal todo? gracias por comentar, por lo que veo tu tambien eres aventurero...yo en cambio soy un paquete, que gracia que hicieras una expedicion con Jesus Calleja!!!
la verdad es que el blog fue una idea de un momento en la que no quise pensar, y despues como me parecio divertido lo he ido actualizando...estaria bien poder hacerme una foto pero solo por los ratillos que paso, los comentarios y el cachondeito que me hacen mis amigos, la verdad es que conocerlo o no, no es lo mas importante.
ves buscando el telefono que cuando me entre el ataque te lo pido!!!!! je je ;)

Anónimo dijo...

Hola, Borja

sigue escribiendo, mola el blog. cuando tenga tiempo subiré a las montañas y para ello echaré un vistazo por tu güeb... la paternidad es lo que tiene, ya os tocará.

Otra cosa, eso de acompañar a Calleja, ya lo podéis borrar del currículum, la cosa se ha devaluado un huevo, ved, ved:

http://www.cuatro.com/videos/index.html?xref=20080905ctoultpro_17.Ves&view=ver

Lo mismo vale para íñigo, jaja.

Un abrazo,

Eme

Anónimo dijo...

te ha costado volver al monte,eh? podias haber subido alguna foto jugando a las palas de playa para que no estuviese esto parado tanto tiempo

Borja dijo...

-Esas fotos de las playa no son aptas para todos los públicos, ya sabes que a mí me gusta practicar el desnudismo...
-Kepa: lo de la Sierra es, según he éído en algún sitio, porque en el siglo XIII-XIV, la zona se repobló con gente llegada de Francia. De hecho, en la zona hay muchos apellidos tipo Cascón=Gascón... pero no me hagas mucho caso.
-Fratello, para fotos estaba yo a la hora del cocido...
-Estimado Eme, aun sin saber quién se esconde detrás del nombre, gracias por el comentario y respecto a lo de Jesusín, ya sabes cual es el precio de la fama. Yo cuando esto del blog porspere también pienso venderme al capital o a la política, el que pague mejor.
-Y a ti, Carmen, que te digo, compañera... que estás muy mal de lo tuyo, pero con buen humor, que es lo que hay que hacer