lunes, 18 de enero de 2010

¿Ascensión al Pico del Fraile? No, paseo nisio por la Sierra del Brezo

The South Face Extreme Nisio Team está cada vez más desperdigado. Pero las obligaciones profesionales de sus miembros nunca son obstáculo para acometer nuevas ascensiones. En esta ocasión, había que coordinar a Jorgito y Pere (Valladolid), el mítico cuñado Luisete (Oviedo) y un humilde servidor (Torrelavega). Tirando de trigonometría, finalmente quedamos en Cervera de Pisuerga donde, tras comernos unos pinchos de tortilla en el Sevillano, nos juntamos para ir hasta el santuario del Brezo, objetivo: el Pico del Fraile. Las previsiones meteorológicas no eran del todo buenas, muy nublado, chubascos esporádicos... De momento, debido al estado de la carretera tuvimos que dejar el coche a menos de un kilómetro del santuario.

Debido a las distancias que había recorrer, no quedamos muy pronto, el café y la tortilla nos demoraron otro poco, el desplazamiento hasta el santuario, pertrecharse, etcétera, etcétera... total que nos pusimos a caminar pasadas las once de la mañana. Sin problemas, en el libro de David Atela, 50 Montañas de la Cordillera Cantábrica ponía que se tardaban algo más de dos horas.

Al principio el ritmo era bueno, pero pronto nos dimos cuenta de que, una vez más, habíamos hecho el nisio pero bien. Nos dejamos las raquetas en el maletero del coche. Lo de siempre: "no, si no está tan mal", "las raquetas son un coñazo"... además, yo recordaba la salida del pasado domingo...

...en fin, que cuando nos dimos cuenta, ya no era plan de darse la vuelta para ir a buscarlas al coche. Es ese momento en el que, irremisiblemente, te entra la risa floja.

Se avecinaba una excursión dominguera en toda regla, menos mal que llevábamos todo el material necesario: piolet y barra de pan.

Íbamos dejando ya abajo el Santuario de la Virgen del Brezo. Aquí en septiembre se monta una romería en las que se juntan miles de personas, pero ahora no había nadie.

Parecía que el sol quería asomarse por entre las nubes, pero sólo fue un espejismo, la niebla nos acompañó durante todo el día.

Ahí viene Pere, no íbamos juntos al monte desde la ya mítica Expedición Ramafloja al Atlas, demasiado tiempo, compañero, demaisado tiempo.

La nieve estaba cada vez más pesada, así que dejábamos al cuñado que abriera huella, en esto, como en todo, la experiencia es un grado, amigos.

La visibilidad era cada vez menor, pero de momento no había problemas, sólo había que seguir la pista hasta la ermita del Cristo de la Sierra. Luis en cabeza...

...y Jorgito cerrando el grupo.

Ya queda menos para el collado donde está la ermita...

...cuando aparecieron estos quads. los tíos iban con una sonrisda de oreja a oreja, se lo estaban pasando como críos. Me sorprendió que avanzaran sin problemas con ese manto de nieve.

Luis y Pere se acercaron a inspeccionar la ermita...

...y tras echarle un vistazo a la guía y al mapa, continuamos abriendo huella por donde la intuición y la interpretación de las palabras del libro y el entorno nos dieron a entender. Subimos un poco...

...y avanzamos por esta pista...

...yo sigo practicando con mi cámara nueva...

...y por fin vemos algo. Las nubes levantan un poco y estas peñas se dejan ver. Poco sospechábamos entonces que acabaríamos desplegando la bandera del Bar Llamas sobre su cúspide.

Poco después llegamos a un collado con cruce de caminos. Paramos a comer un poco de chocolate y unos frutos secos y continuamos casi sin pensar. Pero a los pocos metros vimos como la pista descendía y recordando que en la guía ponía "sin perder ni ganar altura", decidimos dar la vuelta y seguir por otro lado. Además, en la guía ponía que desde aquí ya se veía la cumbre del Pico del Fraile, pero claro, eso iba a ser difícil. Así que fuimos remontando esta ladera, mejor ganar altura que perderla, pensábamos...

...por encima de la línea del bosque y bajo las peñas fuimos ascendiendo con la nieve por el muslo en ocasiones...

...hasta que coronamos un collado...

...la bajada hacia el otro lado era pronunciada. Intuíamos que el Pico del Fraile estaba justo enfrente, pero no veíamos nada. Estuvimos situándonos con el mapa, el altímetro, el gps (en el que no puedo cargar mapas) y, más o menos, dedujimos nuestra posición. Eran pasadas las tres de la tarde. Con la nieve en ese estado (y sin raquetas) íbamos muy despacio y continuar hacia donde posiblemente estuviera el Pico del Fraile podría suponer meternos en un jaleo más gordo como que se nos hiciera de noche o que nos perdiéramos definitivamente porque en estos momentos no estábamos perdidos, era sólo que no sabíamos muy bien dónde estábamos. Que no es lo mismo.

Así que tomamos una sabia decisión.

La verdad es que la imagen tiene su carácter alpino, si no fuera porque estamos subiendo a una cota de 1.780 metros sin nombre en mitad de algún sitio en la Sierra del Brezo. Si nos hubiera acompañado Vidal, el montañero más esgallero de Barrio Sésamo, que se conoce esto como la palma de la mano... pero el pobre estaba lesionado. ¡A recuperarse!

Los últimos metros de la ascensión se pusieron relamente extremos...

...mirad, mirad a Pere dándolo todo en este paso de mixto.

En fin, que como tenemos menos vergüenza que sentido de la orientación, pues no tuvimos reparos en hacernos la foto de cima en este lugar. Con la promesa, eso sí, de regresar clamando venganza y/o justicia.

Lo mejor del día, eso sí, estaba aún por llegar. En un alarde de dominguerismo, que para eso era domingo, yo saqué la barra de pan y el cuñado hizo lo mismo con una tortilla de patatas que había hecho su mujer, a la sazón mi hermana. Con un poco de embutido ibérico de Salamanca aquelllo era una auténtica merendola campestre de la que dimos buena cuenta. Sólo nos faltaba la bota de vino, otro error imperdonable. Mientras comíamos, oteábamos continuamente entre la niebla para ver si se abría un claro que nos pudiera ayudar a orientarnos...

...pero nada. Así que, prudentemente dedicimos volver sobre nuestros pasos. Bueno, Pere hizo una variante más extrema.

Bregamos con la ladera hundiéndonos otra vez hasta el muslo y retomamos la pista, en la que las huellas de los quads, nos facilitaban la marcha.

Llegamos al collado sobre el santuario, que todavía no vemos...

...ahora sí lo vemos.

Pere sacia su sed en la fuente...

...y sin más cruzamos enfrente de la puerta del santuario y llegamos al coche.

Ya en Villafría de la Peña, el pueblo que hay abajo, se cumplieron las previsiones y la Ley de Murphy. Las primeras decían que hacia la tarde se abrirían claros en el cielo y la segunda, bueno, todos sabemos lo que dice la segunda ¿no?

Cuando descargué el track puede comprobar sobre el mapa nuestro error. Efectivamente el camino que cogimos y que parecía bajar, rodeaba la peña que subimos, y nos hubiera encarado directamente con la ladera de los Picos del Cueto y del Fraile que, en cualquier caso, no vimos en toda la tarde. Bueno, ya volveremos.

15 comentarios:

sherpa dijo...

Muy Nisio todo...jajaja...una zona muy guapa para el esquí de montañame me ha parecido. Tortilla para desayunar y almorzar, variedad ante todo...
Un saludo.

SARITA dijo...

Con la tortilla en el taperware y todo... sois unos cracks... lo vuestro es fuerza de voluntad, cada uno en una punta y quedáis el domingo para ir a la montaña!!

Enhorabuena por esa cima??... ya habrá tiempo de volver a por el Pico del Fraile...

Un abrazo.

ENRIQUEMONTE dijo...

MUCHA NIEVE Y MAS NIEBLA, MAJA ASCENSIÓN.

LO DE LA COMIDA... QUE ENVIDIA.

UN SALUDO MONTAÑERO.

ENRIQUEMONTE dijo...

MUCHA NIEVE Y MAS NIEBLA, MAJA ASCENSIÓN.

LO DE LA COMIDA... QUE ENVIDIA.

UN SALUDO MONTAÑERO.

Cienfuegos dijo...

Una pena la niebla, pero bueno, ya puestos a hacer el nisio, se hace de buena manera, o no se hace.
Menuda carga de nieve hay por la zona.
Un saludo

vidal dijo...

Enhorabuena Nisios!!!... que conste que habeis subido a una cumbre que yo todavía no he pisao, ja, ja, ja!!!... Ahora que con las fotos y la descripción me has perdido hasta a mí, ya no sabía a donde coño estabais subiendo, ja, ja, ja!!!... Pa que diga el Atela que no se puede esquiar el Fraile ¿eh?... Gracias por acordarte del lisiao y a ver si para la siguiente os muestro el camino correcto, je, je, je!!!... Un abrazo esgallero nisio!!!

Borja dijo...

¡Ay! Compruebo emocionado que lejos de despertar risas o críticas nuestra ocasión levanta elogios y admiración por doquier.
El espíritu nisio continúa expandiéndose por el mundo... ¡pronto seremos legión!

vidal dijo...

Para mí, a partir de hoy, ese pico se llama Peña Nisio!!!... a ver si un día de estos hago la segunda ascensión mundial, je, je, je!!!... Aupa Nisios!!!

Pere dijo...

oye... respecto a esa foto de cima en la "Peña Nisio"... ¿quién es ese sherpa que está entre los hermanitos Domínguez y qué hizo con Luis?
La verdad es que junto a las adversas condiciones extremas, le da un toque ochomilista a la peña...

Salud Nisios!!

Anónimo dijo...

Entre Borjita y Vidal conseguís que un acto nisio en su más pura esencia parezca una Hazaña del más romántico de los exploradores victorianos.

Keducc dijo...

jeje, una ruta Nisia 100%, no todas vais a salir a hombros!!

El equipo Piolet/Barra de pan me ha encantado, por lo que veo está homologado por la UIAA.

Saludos team

Juanjo dijo...

Muy bonita la ruta y las fotos, pero lo mejor el almuerzo campestre, la pena que os faltase la bota de vino.
Un saludo.
Juanjo.

Anónimo dijo...

[url=http://kfarbair.com][img]http://www.kfarbair.com/_images/logo.png[/img][/url]

בית מלון [url=http://www.kfarbair.com]כפר בעיר[/url] - אווירה כפרית, [url=http://www.kfarbair.com/about.html]חדרים[/url] מרווחים, שירות חדרים, אינטימיות, שלווה, [url=http://kfarbair.com/services.html]שקט[/url] . אנו מציעים שירותי אירוח מיוחדים כמו כן יש במקום שירות חדרים המכיל [url=http://www.kfarbair.com/eng/index.html]ארוחות רומנטיות[/url] במחירים מפתיעים אשר מוגשות ישירות לחדרכם.

לפרטים אנא גשו לעמוד המלון - [url=http://kfarbair.com]כפר בעיר[/url] [url=http://www.kfarbair.com/contact.html][img]http://www.kfarbair.com/_images/apixel.gif[/img][/url]

Anónimo dijo...

Don't stop posting such themes. I love to read stories like that. BTW add more pics :)

Valentín. dijo...

Lo de la barra de pan y el piolo impagable!!!, jajaja.
Saludos!!!