martes, 9 de noviembre de 2010

Expedición Nisia al Paldor Peak (5.928m) 6: El Campamento de Altura

Viene de aquí

Después de que por la noche siguiera nevando a ratos. A la mañana siguiente, el campamento base amaneció así de bonito...
Photobucket
...como hoy tocaba día de descanso, Andrés se hizo un poco el remolón en el saco, pero le recomendé que se asomara a ver el espectáculo...
Photobucket
...y, claro, se quedó embobado mirando hacia el Paldor Peak. ¡Sí! ¡Ése es!
Photobucket
¡Ése! Era la primera vez que lo veíamos y... no me digáois que no es una montaña bonita... no es porque sea "la nuestra". Esa es su vertiente sur. Sin embargo, en contra de nuestros principios, no subiremos por The South Face... bueno, más bien porque la arista nordeste es más sencilla. Esa que vemos bajar por la derecha es la arista sureste, que también podría hacerse. Pero nosotros ya tenemos nuestra vía, la normal, fijada.
Photobucket
Hemos dicho que hoy era día de descanso. Bueno, para todos menos para Ramón. Para el era día de regreso. No tenía intención de subir el Paldor y visto el frío y la nieve del campamento, la verdad es que no era la mejor ubicación, decidió bajarse a Katmandú. Antes de despedirnos nos hicimos una foto de todo el grupo. Hasta con patrocinadores y todo... Vaya banda...
Photobucket
Allá se va, con un par de porteadores y con Tente, que le acompañará hasta casi la mina, que con la nieve el terreno puede estar un poco delicado.
Photobucket
Mientras tanto, Memé, Periko y Valeri deciden salir a caminar un poco y remontan el valle glaciar por la derecha. Nosotros nos lo tomamos con más calma y esperamos a que regrese Tente. Juntos salimos a caminar, pero nosotros elegimos subirnos a la morrena central. Bonito paseo con bonitas vistas del Paldor... hasta que las nubes empiezan a envolvernos. Vaya, parece que hoy tampoco va a aguantar... con lo bien que había amanecido.
Photobucket
Vamos dejando atrás el Campo Base, situado bajo esa bonita peña que nos tapa el sol durante casi toda la mañana. A esto me refería cuando decía que la ubicación no era la mejor...
Photobucket
Al final de la morrena nos encontramos con el resto del grupo. Charlamos un poco y , por supuesto los últimos, tiramos para abajo, que hay que descansar y preparar la mochila.
Photobucket
Un día más, como cada uno de los que llevamos en este valle, acaba por estropearse el día. Pero eso no nos quita el ánimo. Mañana subimos al Campamento de Altura.

video
El día siguiente amanece perfecto. Ni una nube en el cielo, no sopla el viento... y repetimos el camino de ayer, nos subimos a la morrena central, eso sí con ropa de abrigo y el babero puesto...
Photobucket
...y poco a poco vamos avanzando y dejando abajo, como ayer, el campamento. Si hay suerte, mañana regresaremos aquí con la cima en la mochila.
Photobucket
Cuando salimos de la sombra empieza a hacer calor lo que sumado al hecho de caminar con las botas de plástico por esta pedrera y a un poco más de peso en la mochila no resulta demasiado cómodo...
Photobucket
...pero la cosa todavía empeora. Más pendiente y peor terreno...
Photobucket
...que a mí, personalmente, me va minando un poco la moral. Una vez más no voy a gusto y mirar la fila de porteadores como hormiguitas por esa pendiente tampoco ayuda.
Photobucket
Cuando llegamos a este punto, vemos la pala de nieve que nos permitirá subir al glaciar. Sin embargo, con la nieve también aparecen los problemas. Los porteadores dicen que por ahí no suben y se sentan. Tente y los demás van por delante y por el walkie-talkie nos dicen que la nieve está bien y que no hay peligro. Nos quejamos al inepto del sirdar. Esto también estaba en el programa, ya sabían que había que montar el campamento en el glaciar, ¿a qué viene esto entonces? El tío se hace el orejas. Al final logramos convencer a los porteadores para que se acerquen hasta la nieve para ver cómo está y que si es realmente peligroso, que se den la vuelta allí... De todas formas esto suele ser habitual, siempre montan pequeñas rebeliones aunque luego se solucionan...
Photobucket
..al final la pala de nieve se subía bien, bueno hay que tener en cuenta que ellos iban en zapatillas... Eso sí, a Sergio, a Alfonso y a mí nos estaba costando un poco más...
Photobucket
...la última parte de la pedrera acabó definitivamente con mi moral. Pero al llegar a la pala de nieve me recuperé un poco...
Photobucket
...no han sido más que cuatro horas y media para subirnos hasta los 5.200 metros, pero cuando no vas bien, no vas bien... Pero nada, que ya estamos aquí y hay que disfrutarlo.
Photobucket
Las nubes entran y salen del gran plató glaciar mientras montamos el campamento...
Photobucket
...cuando terminamos de colocar las tiendas aprovechamos para hacernos una foto con el emblema de nuestro patrocinador: el bar Llamas. Más que nada porque puede que este sea el punto más alto de nuestra expedición...
Photobucket
Tente y Periko han aprovechado el buen tiempo para remontar el glaciar y dejar abierta la huella para el día siguiente. Caminaremos de noche y no es plan de arriesgarse a pillar una grieta. ¡Gracias, compañeros, gran trabajo! Cuando vuelven, nosotros nos damos un paseo siguiendo sus pasos y por fin podemos ver el Paldor con la ruta que seguiremos. Primero habrá que remontar el glaciar hatsa la esa pala de nieve que nos permitirá subirnos a la arista. Desde aquí se intuye que a la mitad de ella aflora la roca, luego más nieve y finalmente la subida a la cima...
Photobucket
Regresamos pensando que, por lo menos desde aquí abajo, parece que tendremos posibilidades. Además, contrariamente a lo que pasaba los días anteriores, aquí arriba no están llegando las nubes. Así que, con un poco de suerte, a lo mejor hasta tenemos buen tiempo y todo...
Photobucket
...pensando en estas y otras cosas y con el gusanillo de que ya no queda nada para el momento decisivo llegamos de nuevo al campamento...
PhotobucketCenamos pronto, que hay que coger fuerzas para lo que nos espera al día siguiente.. qué digo, dentro de unas horas...
Photobucket
...concretamente a las 2,00h sonará el despertador para empezar a caminar a las 3,00h. Nos metemos en el saco a las 18,00h esperando poder dormir algo mientras los últimos rayos del sol iluminan tenuemente el campamento y la luna casi llena en un cielo totalmente despejado nos augura éxito.
Photobucket
Sigue aquí

5 comentarios:

Pere dijo...

Vamos que nos vamossss!
esto huele a cimaaaa!!

vidal dijo...

A por el Paldoooooooooooor, pecadoooooor de la pradera, ja, ja, ja!!!... Vamos esas fotos de cumbre, pero ya!!!... un abrazo esgallero!!!...

Zieft dijo...

Veeeeeeeeeeeeeenga!!! A por la cima!!!

Raúl dijo...

Ya esta! venga!!

david dijo...

Grrrrrrrrrrrrrr...Paldr Peak...sodes os mellores! aún sin cima, verlo desde abajo ya es la ostia! Compadres...una vez más conseguís darme envidia...Andrew...se te ve más joven y todo jaja!!!