lunes, 24 de enero de 2011

Bajo los cielos de Asia, Iñaki Ochoa de Olza

Ficha: Iñaki Ochoa de Olza. Bajo los cielos de Asia. Saga Editorial. Pamplona. 2010. 2ªEdición. 356 páginas. ISBN: 978-84-937704-1-9.

Llevaba tiempo queriendo comprarme este libro y el otro día me lo encontré, por casualidad, en un kiosko de prensa y revistas. No lo dudé. Me lo llevé a casa y en cuanto empecé a leerlo ya no pude parar.
El libro es una recopilación de los escritos del autor, el alpinista navarro Iñaki Ochoa de Olza, quien narra en una sincera y directa primera persona sus expediciones en el Himalaya y el Karakorum (también una en Yosemite) intentando escalar las montañas más altas del Mundo, fiel a su estilo y a su forma de entender el alpinismo y también la vida.
Así, podemos seguirle desde que escalaba con sus amigos, pasando por su etapa copn "Al filo de lo imposible", hasta que se convirtió en uno de los himalayistas más respetados del mundo.
Libros en los que un montañero nos cuenta cómo subió a tal o cuál montaña hay muchos. Cualquier clásico del género nos servirá mejor que éste para conocer los pormenores de una ascensión al Everest o al Makalu. "Bajo los cielos de Asia", nos servirá para conocer al extraordinario ser humano que fue Iñaki Ochoa de Olza. Digo fue porque si has llegado hasta aquí por casualidad y no conoces la historia de Iñaki, debes saber que murió en el Annapurna en mayo de 2008 haciendo lo que más e gustaba: subir montañas.
Este magnífico reportaje del programa Informe Robinson es una buena forma de enterarse de lo que pasó. Es la primera de tres partes.


Seguro que si has leído esta reseña y has visto este vídeo, no vas a poder evitar comprarlo. Si no tienes una librería de cabecera, pinchando aquí entrarás en la web de la Editorial Saga, donde encontrarás una mejor reseña sobre el libro y también puedes adquirirlo. Además, una parte de los benefricios va para la Fundación SOS Himalaya, fundada por el propio Iñaki y que ayuda a niños que viven junto a las montañas que tanto amó.

Recomendado: Para los que sigan sin entender por qué subimos montañas. Lo más probable es que después de leer este libro la mayoría continúen sin comprenderlo, pero lo que no podrán evitar es sentirse fascinados por este hombre que subía montañas.

1 comentario:

Cienfuegos dijo...

Pedazo libro el que nos traes hoy. A mi me pasó igual que a ti. En cuanto lo empecé cayó del tirón, de hecho lo releí poco después.
Un fenómeno, una pena.
Un saludo