martes, 20 de octubre de 2009

Expedición Nisia a Ladakh 6: Skahya Kangri (6.134m) ¡¡¡Ciiiimaaaa!!!

Viene de aquí

Pues eso, que después de dormir poco y mal, a las tres de la mañana sonó el despertador y una hora más tarde nos poníamos en marcha después de tomar un desayuno más bien escaso. De todas formas, a mí tampoco es que me entrara mucho en el estómago.

No hace mucho frío, por la noche, en el interior de la tienda no hemos bajado de cero grados y ahora apenas hay uno bajo cero. Con la luz de los frontales caminamos por la pedrera, de momento a buen ritmo. Sabia decisión la de salir con las zapatillas de trekking y las botas de plástico en la mochila.

Pronto llegamos al inicio del cordal que recorreremos hasta la cima. Todavía es bastante de noche pero el cielo clarea algo y le hago esta foto a andrés, sale movida y borrosa, pero transmite la atmósfera que respiraba: como de no estar viviendo esos momentos, como si todavía estuviese en el saco y soñaba que me desperataba y empezaba a subir una montaña...

Vamos a por la arista mientras empieza a clarear por el este. Los que tengan un poco de sentido de la orientación habrán deducido rápidamente que nos encontramos en la cara sur de la montaña. Por supuesto, que para algo somos The South Face Extreme Nisio Team.

Ya sobre la arista, la cima no parece tan lejana, bueno, como ya tenemos experiencia, no nos emocionaremos demasiado. Si os fijáis veréis un tipo con pantalones rojos tumbado en el suelo. Es Yatso, uno de los guías, se pasaron así toda la ascensión. Subían a toda pastilla y luego se tumbaban a sestear para esperarnos...

...una paradita para beber un poco...

...y para entonar un cláisco del rock utilizando mi bastón como guitarra. Ya no me acuerdo de qué era lo que cantaba. el caso es que em encontraba bien de fuerzas y muy bien de ánimo, ya había despertado del todo y saboreaba cada segundo.

Poco a poco, vamos ganando altura, dejando atrás el valle...


...y viendo todo lo que nos queda...

...lo bueno es que, como decían The Beatles, "aquí viene el sol...

...y yo digo: esto está bien"


Con el calorcito del sol, renovamos fuerzas y continuamos el camino buscando la parte más cómoda de la incómoda arista, repleta de rocas sueltas...

...hasta que por fin llegamos a la nieve. nos calzamos las botas de plástico, nos ponemos los crampones y, por lo menos yo, saco el piolet. Manuel y Andrés prefieren continuar con sus dos bastones, la pala no tiene mucha inclinación y la nieve se pisa bien, pero para qué lo quiero en la mochila...

...afrontamos la pala con decisión, aunque pronto me daré cuenta de que hay que seguir "cule, cule", o sea, despacio, despacio... trazamos zetas para no cargarnos demasiado, sobre todo los gemelos...

...y con la luz del amanecer salen fotos como ésta...

...ahora hacia el otro lado...

...y de nuevo en la arista. Llevamos andando casi cinco horas...

...y parece que esto no se termina nunca...

...otra vez la pala de nieve hacia el otro lado...

...y una parada para observar lo que nos queda. Ya he cambiado el gorro de polartec por el sombrero, no hace calor, pero el sol te quema la cara...

Ahí va uno de estos fieras de guías, sin crampones ni nada. Ellos preferían ir por la pedrera, pero a veces nos les quedaba más remedio que pisar nieve...

Aquí el glaciar forma una rimaya que Andrés y yo decidimos seguir por la parte superior mientras Manuel escoge la arista...

...y nos saca esta foto en pleno esfuerzo. Yo empezaba a notar que lo que se dice sobrado no iba no...

Manuel y Andrés, en cambio, iban bastante mejor. Recuerdo esta diagonal eterna, paraba cada cinco pasos para tomar aliento. Andábamos sobre los 5.800m. Allí me espera Manuel...

...para hacerme esta foto. En el rostro, ligeramente desencajado, se puede comprobar a qué me refiero. Empezaba a ir justito, justito. En esos momentos se me pasaba continuamente por la cabeza la idea de darme la vuelta, pero las recuperaba acariciando el anillo que llevaba colgado del cuello con un cordón, parecía Frodo caminando por Mordor...

...pero la cercanía de la cima, ahora parece que sí está ahí al lado me anima. En esa zona rocosa está...

...cuando llego hasta allí, Manuel ya da los últimos pasos hacia la cumbre...

...¡¡¡ya está allí!!! ¡¡¡El primer ser humano que pone los pies en ese sitio!!!

Planta la bandera y Andrés le sigue...

...y por fin, ahí llego yo...

¡¡¡Cimaaaaaaa!!! Al principio estaba como desorientado, pero después del clásico abrazo cimero empecé a mirar a mi alrededor, a darme cuenta de lo que había, habíamos hecho y comenzó a invadirme una sensación indescriptible, una emoción inmensa... vamos que me puse a llorar como un colegial, y esto que no salga de aquí ¿eh? que si no se va al garete mi fama de tipo duro. En fin, que una vez recuperado, hicimos la foto para el patrocinador...

...otra al GPS para que quede constancia de la altura 6.134 metros y el tiempo de ascensión, algo más de ocho horas y media. Son las 12,38h y todavía queda bajar...

Nuestros guías colocan unas banderas de oración...

y grabamos un vídeo justo hasta que se acaban las baterías de la cámara...
video
...venga, vamos para abajo...

...por la pala de nieve, la que según Vidal se esquía, íbamos cómodos. bueno hasta que Andrés metió un par de veces la pata hasta la rodilla. La tercera metió las dos piernas hasta la cintura... paramos de reírnos cuando nos comentó que no tocaba suelo. Su habilidad para utilizar la técnica de autorrescate del rodillo de Düffler le permitió salir con sólo un susto.

El descenso no se me hizo largo, pero si pesado. Poco después de esta foto hicimos un descanso, en el que comí unas pocas galletas y me quedé medio dormido, la verdad es que las pase prostitutas para levantarme y ponerme de nuevo a andar...

...además tocaba bajar por la pedrera que terminó de machacarnos. Ya en su parte inferior, era inevitable echar un vistazo a la cima. Yo la veía lejana, pero no sólo en la distancia, también en el tiempo. Me daba la impresión de que había estado hace mucho en esa cumbe... y también que la había disfrutado poco...

...ya en el valle, el cocinero se acercó a recibirnos como media hora antes de llegar al campamento, nos agasajó con fruta, té y unas aceitunas que ponía que eran españolas. Un detallazo.

Y sobre las cinco menos cuarto, en cuatro horas de descenso, llegamos al campamento...

...allí hicimos entrega de la camiseta de The South Face Extreme Nisio Team a nuestros guías, que se la habían ganado con creces

Venga un pequeño reconocimiento, que sin su ayuda, nosotros no hubiéramos llegado ni al campo base... éste es Yatso...

...aquí el amigo Stantsing

...y por supuesto, Punchok.

En fin, que nosotros nos vamos a cenar, con pastel y todo, para recuperar fuerzas, que las hemos gastado a porrillo...

...y después nos quedamos un rato de tertulia, comentando las jugadas más interesantes de la jornada antes de irnos a dormir, que el saco, también merecido, espera.

Y eso fue todo... bueno, todo no, sólo falta un pequeño epílogo y también la segunda parte del trekking, con otro 6.000m para The South Face Extreme Nisio Team, que correrá a cargo de Andrés.

14 comentarios:

JoseMi dijo...

Sois unos cracks, en pocos blogs se puede leer la primera ascensión a un seismil virgen... ENHORABUENA COMPAÑEROS!

Pere dijo...

GRANDEEE!!
Muy grande...
Nisios haciendo historia

Oye Borja, ¿como anda Tente?

SARITA dijo...

Felicidades por la cima, chicos!!

Saludos.

Borja dijo...

-Gracias Jose, gracias Sarita, pero tampoco fue para tanto, eso vosotros lo hubiérais hecho con la gorra.
-Ese Pere!!! Para la próxima te apuntas para dar un poco de ramaflojismo la expedición. De Tente sé lo que dicen los periódicos, poco más, hablé ayer con él y está muy animado, ése sí que es un crack!!

sherpa dijo...

Enhorabuena Nisios!!! estábamos impacientes por ver el resultado final.
Saludos.

Pere dijo...

Aupa! Pues sí, ganas hay de salir a pastar por ahí.. Ya hablamos

Y nada, mucho ánimo para Tente y que le veamos pronto por el monte


Salud sin alud!!

Gontzal dijo...

Yo antes de llegar a ser millonario...quiero ser como vosotros!!
Que viaje mas currao!!
Enhorabuena por cima!!!

Gontzal
http://alrepecho.blogspot.com/

Aka dijo...

Felicidades por el éxito! Y sobre todo por la brutal experiència que habrá sido.

Saludos!

Cienfuegos dijo...

Ole, ole y ole!! (y eso que no soy yo muy de toros). Enhorabuena por ese picacho. Una pena que tuviera nombre, con lo bien que le habría quedado el Nisionjunga o el Llamas Peak, en honor al patrocinador. Ahí si que hubieris tenido cerveza gratis para los restos.

Lo dicho, enhorabuena y un saludo

jefoce dijo...

Enhorabuena cuadrilla. Ha sido un placer (y un cachondeo) seguir vuestras andanzas por esas tierras de Dios.

vidal dijo...

Oye, que a lo mejor no se esquía ¿eh?, ja, ja, ja!!!... Pos eso, que Enhorabuenísima por esa "Nisioprimera" y a ver cuando me llevas, ya sabes, yo te llevo al Espigüete y tu me llevas al Himalaya ¿es lo justo, no?, ja, ja, ja... ¿Que tal por el Sur, hubo escapada montañera o solo cubateo, je, je, je?... Saludos Esgalleros!!!

Valentín. dijo...

¡¡Hombre!!, final feliz a esta aventura, ¡¡Quien pudiera!!...

...Felicidades!!!

Oscar dijo...

Enhorabuena!!!! que envidia más mala me habéis dado jeje

Keducc dijo...

Gran final. Enhorabuena por la Sñra. Cumbre. Que bonito ver vuestras andanzas por las catedrales de la tierra.!