martes, 13 de octubre de 2009

Espigüete (2.451m) 1ª Ascensión nisio-esgallera. ¡Esa arista disfrutona!

Hacía ya tiempo que el Sr.Navarro quería subir al Espigüete y este puente del Pilar nos presentó una ocasión pintiparada para saldar esa inexcusable deuda. La idea era hacerla recorriendo toda su arista, la forma más divertida y estética de hollar esta cumbre. Andrés y yo la recorrimos hace ya cuatro años, cómo pasa el tiempo, y ahora tenía unos compromisos sociales ineludibles. Así que en principio, Óscar y yo nos íbamos solos a intentar esta mítica cumbre de la Montaña Palentina. Sin embargo, a última hora me acordé del amigo Vidal, el compañero esgallero, con el que todavía no había tenido la ocasión de subir ninguna montaña. Pues nada, un correo eléctrico de esos, y en un momento se fraguó la ya histórica 1ª Ascensión nisio-esgallera. A las nueve en el aparcamiento de Mazobres. El delicioso pincho de tortilla en el bar Sevillano de Cervera de Pisuerga, donde quedé con Óscar, y un par de paradas para hacer fotos, como la de esta simpática vaca con la cresta que nos esperaba al fondo, nos hizo retrasarnos...

...pero finalmente nos juntamos y tras las salutaciones y presentaciones de rigor emprendimos la marcha y además con un guía de excepción ya que como pude comprobar, el compañero esgallero es una auténtica enciclopedia de montaña en general y de la Montaña Palentina en particular. Por este hito sale el camino que enfila a la cresta, nos dijo...


...y ya por el camino nos contó que encontró esta senda en un rescate a una pareja hace un par de años. El hallazgo fue, para más risas, de noche. Bueno, vamos para allá.

El amigo esgallero lleva buen ritmo a pesar de que no para de cantar y de contar anécdotas. Así, en un periquete nos plantamos aquí, en Brañalapiedra, por razones obvias.

La cresta ya empieza a afilarse un poco y con el sol mañanero nos marcamos este contraluz con pose. "Por aquí parece bueno, don Pedro", grita Vidal parafraseando al Cainejo en la primera ascensión al Naranjo de Bulnes...

El día es magnífico, no parece que estemos a mediados de octubre. Yo voy en manga corta, aunque al salir a la arista en vientecillo llega un poco fresco...

...ahí está Óscar con vistas al valle de Las Lomas y lo que llevamos ascendido.

"¡Bonus hand!¡Bonus hand!" es el grito de moda, por lo visto hay una guía de montaña que indica que tal o cuál pico debe subirse utilizando las manos un número determinado de manos: tres, cinco... Vaya, a ver si nos pasamos y luego no nos la convalidan...

Ahí está Navarro, gastando sus primeros "bonus hand"... esto, Ana, si lees esto y ves esta foto, no te preocupes, no eran tan peligroso... de hecho la foto está trucada... en realidad Óscar está encaramado en la barra del bar de abajo... el Photoshop, que hace maravillas.

Así, a lo tonto a lo tonto, llegamos hasta los ojos del Espigüete, curiosas formaciones para cuyo origen inventamos leyendas sobre la marcha, dentro de poco empezaremos a difundirlas para que en unos años ya sean de uso común... ¡qué malvados somos! con tal de pasar a la posteridad.

Venga basta de vaguear pensando historias, vamos para arriba que todavía queda un rato de cresta. Por cierto, por el camino, nos descubrimos tarareando algunos clásicos de rock como el "Breaking the law" de los Judas Priest, pero como no lo he encontrado, amientaré la ascensión con este otro tema que también entonamos para contribuir a la contaminación acústica del lugar.

Mirando hacia atrás, vemos que las nubes empiezan a tapar el Curavacas... elegimos bien nuestro objetivo.

Mientras, en el Espigüete, brilla el sol y nosotros nos lo tomamos con calma, otra cosa en común entre nisios y esgalleros que, a partir de este día, estarán hermanados para siempre.

Poco después abandonamos la cresta. Vidal quería hacer una demostración empírica de una teoría suya. Yo la resumiré, pero seguro que él la cuenta mejor en su blog. Resulta que a principios de siglo, allá por 1915, Juan Díaz Caneja, padre del conocido pintor Juan Manuel, subió al Espigüete, entre otras cumbres de Palencia, y después lo contó en un libro. En él aparece una foto que, según Vidal demuestra que subieron por la vertiente sur de la montaña. El caso es que nos llevó hasta el sitio en cuestión y nos hicimos la misma foto para probar su teoría. Éste es el resultado. Un crack este Vidal.

Tras este pequeño e instructivo paréntesis, volvimos a la cresta para coronar el Pico Esgallero... esto... sí, Vidal anda haciendo un catálogo toponímico de la Montaña Palentina y también quiere hacer sus aportaciones...

En la cresta nos encontramos a un grupito con el que fuimos coincidiendo arriba y abajo. Un saludo si leéis esto, compañeros.

Ya queda menos. Ahí está la cumbre oriental. El camino a seguir es evidente, todo recto por lo más alto de la arista.

No tardamos en llegar a un pequeño destrepe en el que prácticamente se gastan todos los "bonus hand" de la ascensión. Ahí están los compañeros de ruta del día.


Aquí, la cresta se afila y cae en vertiginosas paredes por la cara sur...

...la vista atrás impresiona, pero ¡qué ascensión más bonita!

Ahora toca un poco de "adherencia" por esta placa caliza... en realidad tiene casi hasta escalones, pero sirve para probar que el agarre de mis viejas chirucas mejora con los años...

Venga que ya tenemos la cima este a tiro... y hay que ver lo que le gusta posar al amigo Vidal, lo difícil que es sacarle en una postura normal, ahí está, haciendo el nisio sobre esa pared de canalizos...

...otra vista atrás, que parece que vamos ganando altura.

Vidal se asoma a la salida de la vía del corredor noreste, que hace ya tiempo realizó una selección del Extreme Nisio Team, entonces empezaba a forjarse la leyenda. Pincha aquí si quieres recordar aquella actividad. En aquella ocasión, subimos con el ahora televisivo Jesús Calleja, por cierto, a ver si pongo el vídeo de la entrega de la camiseta que ya lo hemos recuperado...

...bueno, un poco más y...

...ya estamos en la cima este, 2.444m. Nada, nada que esto ya está.

Otro tramo de cresta, también con algún paso divertido en el que gastamos algún que otro "bonus hand"...

...y ya enfilamos la parte final de la cresta...

...hasta la cima, donde nos encontramos con un par de montañeros más.

Una pareja nos echa una mano para inmortalizar tan magnífico acontecimiento: La Primera Ascensión Nisio-Esgallera de la historia de la humanidad. Ella nos hace la foto y él nos ayuda a sujetar la bandera pirata, ¡gracias compañeros!

En la cima se viven momentos de emoción indescriptibles que sólo logramos aplacar moviendo los carrillos al compás de embutidos ibéricos varios. Casi se me olvida hacer el vídeo, que por cierto se cortó porque la cámara se quedó sin batería, no es que se rompiera al irrumpir vidal en el plano.
video
Después, iniciamos el descenso por la cara norte, que si en invierno es una clásica, sin nieve se convierte en una pedrera infernal. Para rematar la jornada, empieza a dolerme una uña del pie y también la espalda... tengo que curarme de una vez esta lumbalgia...

...en un par de carreras nos plantamos abajo, aquí Óscar retrata la torre de la V...

...bajamos hacia la sima del anillo que intento asomarme a fotografiar, pero mejor no me acerco demasiado que son cerca de un centenar de metros de caída...

...una foto a la cascada de Mazobres...

...y cogemos el camino para regresar al aparcamiento... qué gran día de montaña, sí señor.

Aquí está el mapita de wikiloc y aquí el link para descargarse el track, que por cierto, está incompleto porque el móvil, que utilizo como GPS, se me quedó sin batería, en cualquier caso al señal se pierde ya sobre el camino de Mazobres que no tiene pérdida.

A modo de epílogo diré que Andrés me llamó cuando estábamos en la cima para contarnos que se iba a acercar por la zona, que el día anterior se había liado con la postboda, que si eso nos veíamos en Puente Agudín... Una pena, porque se me acabó la batería del móvil y me estuvo llamando para encontrarnos, pero nada, estuvimos tirando unas sidrinas un rato y como no aparecía nos marchamos. Pero Andrés estuvo allí para dar un toque de elegancia a la jornada, observad si no la foto que se hizo bajo el Espigüete con el chaqué que lució en la boda... la verdad es que sin corbata no luce tanto, pero en fin...

Para compensar, también me ha mandado esta panorámica del atardecer con la inconfundible silueta del Espigüete, todo un placer para los sentidos.

6 comentarios:

ana dijo...

jajaj con vosotros me parto. que ocurrencias!

un puntazo al doble foto

vidal dijo...

Aupa Compañero!!!... un día mítico, si señor!!!... ya me puedes ir poniendo en la presentación del Nisio Extreme Team, ja, ja, ja... Yo creo que me lo gané por mérito propio, una "primera" al objetivo de tu cámara y voy y la peto!!!... Habrá que repetir para afianzar el hermanamiento bloggero!!!... Un abrazo nisio-esgallero!!!... Ah! y ponme ya la pala esa pa poder esquiarla desde mi silla, ja, ja, ja!!!

Cienfuegos dijo...

¡cagontó!, entre el esgallero Vidal y vosotros, no me vais a dejar más remedio que pegarme una madrugada de esas de a las 5 en pie para estar en Cardaño a las 8 y subirlo. Ya comenté en su blog hace unos días, a raiz de unas fotos de un atardecer precioso sobre el Espigüete que es mi namber güan de pendientes y no haceis más que restregarmelo, ooooñe!!.

Un 10 por ese hermanamiento. Ahora teneis que intercambiar placas conmemorativas, postres típicos y esas cosas.

Un saludo

sherpa dijo...

Que forma mas estetica de alcanzar esa cumbre!!! nos habeis dado una gran idea, ya esta bien no habernos acercado todavia por la zona, hay que remediarlo como sea.
Enhorabuena a la nueva cordada nisio-esgallera.
Saludos.

SARITA dijo...

Ese Espigüete y esa Arista Este... que diferente sin nieve!!

Muy buena la doble foto, sois unos cracks...

Saludos.

Kunzuilh dijo...

Ua ruta preciosa y muy disfrutona, como dices...
Me ha gustado lo del pico Esgallero, jejeje...
Saludos!