miércoles, 1 de junio de 2011

Cabeza Nevada (2.426m) ¿Partido, qué partido?

No, si ya lo canta el mítico Luis Aguilé: "Es una laaaata... el trabajaaar..." Dos meses llevaba sin pisar el monte por culpa del curro entre otras cuestiones... Pero por fin, una conjunción planetariame fue favorable y el sábado 28 de mayo de 2011 se obró el milagro. Durante la semana, el intercambio de correos eléctricos para reunir a la tropa fue el habitual y también con el habitual resultado. Sólo Andrés y yo formaríamos parte de The South Face Extreme Nisio Team en esta ocasión. Mi idea, debido a mi sempiterno pésimo estado de forma y a esa hernia discal que no termino de reparar, era hacer una ruta corta, tranquila para volver con calma a las lides montañeriles. Sin embargo, Andrés, gran maestro en el arte clásico de la dialéctica, acabó por convencerme para irnos hasta la Sierra de Gredos, más concretamente al Cabeza Nevada. El plan era salir temprano, plantarse en Navalperal de Tormes en menos de dos horas hacerse el pateo en menos de nueve y volver a Salamanca para ver la final de la Champions League. Sobra decir que no se cumplió ninguna parte del plan y nosotros tan contentos.
A las ocho y media de la mañana paso Andrés a buscarme y tras unos cuantos kilómetros escuchando a Jethro Tull...
Jethro Tull - Aqualang


...a las 10,39h iniciamos la marcha cruzando el puente sobre el río Tormes... empezamos bien, tarde, pero bien...
Photobucket
...nada más cruzarlo tomamos la pista de la izquierda. Un amable lugareño nos dice que es por la pista de la derecha... perfecto, estamos a la altura de lo esperado, no hemos perdido facultades... rectifico empezamos tarde y mal... a ver si enderezamos esto...
Photobucket

...pasamos junto a estas ruinas...
Photobucket
...y en la siguiente bifurcación echamos mano del mapa, que por una vez no nos hemos olvidado en el coche.
Photobucket
Una vez verificado el trayecto, seguimos por la pista cruzamos otro puente y en una curva de la pista vemos este cartel que nos indica el camino correcto. Nuestra intención es subir al Cabeza Nevada por el Cordal del Cervunal que divide las dos gargantas, la de Gredos, que conduce a la Laguna Grande y la del pinar que llega hasta Cinco Lagunas.
Photobucket
Al poco de continuar por el sendero ya vemos al fondo nuestro objetivo del día, también conocido como la Mogota del Cervunal. Tiene buena pinta, parece que está lejos, pero tiene buena pinta...
Photobucket

Aquí es donde se separan los dos caminos. Nosotros, por llevar la contraria, por el del medio. Justo donde arrnaca el cordal...
Photobucket
Vamos ganando altura progresivamente mientras, al fondo, vemos cómo empiezan a formarse las primeras nubes. Las previsiones anunciaban lluvia a partir de las dos de la tarde... de momento aguanta... A la derecha alcanzamos a ver ya el fondo de la Garganta del Pinar...
Photobucket
Un poco más adelante echo la vista atrás, mi tradicional excusa para tomar resuello. A la falta de actividad se une la fatiga de una ligera disnea causada por mi alergia primaveral... empiezo a no dar ni una rupia por mí y sopeso seriamente la opción de dar media vuelta en pos del menú del día...
Photobucket
...pero los días son largos y los nisios, cerriles en sus convicciones; continúo por tanto tras los pasos de Andrés que se vuelven luego más cómodos al bordear por la izquierda el Cerro de las Peñas y aparecer ante nuestros ojos el Circo de Gredos. De momento distinguimos sólo el Morezón y también los tres Hermanitos...
Photobucket
...que, con el zoom a tope, se ven así de bien.
Photobucket
Ahora el respito que da el sendero se ve multiplicado por la sin par belleza de este lugar: Las Navazuelas. Mira que llevamos desde los 16 años pateando por erstos montes y nunca habíamos pasado por aquí... bueno, nunca es tarde si la dicha es buena y esta es muy buena. Al fondo vemos ya más cerca nuestra cumbre de hoy.
Photobucket
Recorremos cantando viejos temas del rock las praderas rebosantes de agua y llegamos hasta el Chozo del Cervunal donde paramos a tomar un tentempié.
Photobucket
Desde allí, trazamos nuestro plan de ataque a la cumbre. Básicamente se centra en sortear los piornos como sea hasta llegar a la pedrera final. No sé en qué momento cambiamos los planes. Intenté preguntárselo a Andrés, pero no alcanzaba a verle ni la coronilla... A esta hora conseguí hablar por teléfono con mi santa esposa para informarle de que las previsiones horarias se habían descuadrado y que fuera quedando con las amigas que si eso ya la llamaba yo luego para ver el partido...
Photobucket
Por cierto, que las cabras deben de saber que no está abierta la veda de caza mayor porque cuando nos las encontramos no salieron corriendo, sino que nos acompañaban tranquilamente a unos diez metros de distancia. Así retraté a este macho.
Photobucket
Venga, otra ración de escobas de postre que ya no queda nada...
Photobucket
Bueno, nada no. Queda la pedrera. Tramos de gravilla para patinar, grandes bloques en plan laberinto, otros más pequeños para ir saltando, piedras de esas que se sueltan cuando pisas y se te escapa un mecagüeeen... o sea, ameno a la par que divertido.
Photobucket
Aquí, Andrés terminó de dejarme atrás. Le hice esta foto antes de verle desaparecer hacia la cumbre y continué a mi ritmo.
Photobucket
La siguiente vez que le vi fue ésta. su silueta se recortaba con el Almanzor como telón de fondo... con el cansancio, la alergia y las vueltas que le daba a la cabeza casi se me había olvidado por qué me gusta tanto subir montañas...
Photobucket
Así que sin más, tras algo más de cinco horas de marcha, nos tumbamos tranquilamente a extasiarnos la vista con el paisaje y la boca con el jamón ibérico que sacamos de la mochila. Entonces ya éramos conscientes de que no llegaríamos a ver el partido de fútbol... a quién le importa...
Photobucket
...luego nos hicimos la foto oficial para nuestro insigne patrocinador el Bar Llamas, cuya terraza, con el buen tiempo, vuelve a ser el mejor sitio de Salamanca para tomarse una cerveza, un gintonic o lo que haga falta.
Photobucket
Para el regreso decidimos bajar hacia Cinco Lagunas.. nos pusimos a seguir hitos que nos llevaron hasta esta canal...
Photobucket
...Andrés se asoma hacia las lagunas, de momento sólo vemos tres...
Photobucket
...no sé si nos confundimos en algún punto porque tuvimos que hacer un par de destrepes, sin dificultad, pero con patio... ahora ya vemos las cinco lagunas...
Photobucket
Pues nada, pasado lo peor, sólo queda seguir la senda hacia la garganta. Ahí están las cinco lagunas: Cimera, Galana, Mediana, Brincalobitos y Bajera.
Photobucket
Unos reflejos.
Photobucket
Y a bajar a buen ritmo que por aquí da gusto andar...
Photobucket
...la garganta baja por zonas de granito bien pulido y otras de cómoda hierba verde...
Photobucket
...mientras el Cabeza Nevada se asoma para despedirnos... al final nos ha aguantado bien el tiempo...
Photobucket
...por supuesto, no tardó en caernos una copiosa tormenta que nos acompañó casi hasta el coche. Un día completito, sí señor. Ahí está otra vez Navalperal de Tormes adonde llegaremos tras algo más de diez horas de marcha. Menos mal que quería hacer una ruta suavecita...
Photobucket
Por cierto, cuando nos acordamos del partido de fútbol ya estábamos casi llegando a Salamanca, quitamos un momento el rock and roll del radiocasette justo para escuchar el tercer gol del Barcelona. Pues nada, enhorabuena a los campeones, pero no cambiamos su gloria al levantar su copa por la nuestra al comernos el jamón ibérico con vistas a Gredos.
Un par de cosas más:
1.-He cambiado de ordenador y de software para tratar las fotos, me parece que algunas no aparecen en la calidad que a the south face le gustaría ofrecer a sus lectores. A ver si lo arreglamos, como diría aquel gran estadista: "estamos trabajando en ello..."
2.-Si buscáis una ruta alternativa para llegar al mismo sitio desde el mismo sitio. El amigo Oscar, lo hizo por la Garganta de gredos y bajando por el cordal. Aquí está su magnífico reportaje.

7 comentarios:

Keducc dijo...

Bonita clásica al Cabeza Nevada, uno de los que no te podían faltar del circo. Venga artistas, a seguir ruteando que dos meses es mucho parón para tanta montaña.

Anónimo dijo...

No sabia que se podía estar 2 meses sin ir al monte….y menos por tener que trabajar.
Te puedes creer que no conozco Gredos. Algún día me tendrás que llevar por allí, y hacerme de guía (de alguna manera tengo que cobrar lo del Picu).
Ahora eso si, entrena un poco mas, que me gustaría hacer mas de un pico.

Un saludote

Zieft dijo...

Quien quiere futbol habiendo montañas?¿¿? (y birras y mujeres, pero ese no es el caso ahora)

Anónimo dijo...

Vaya con la rutita que te ha preparado Mr. Churches, para empezar despues del parón no está nada mal.
Me alegro que ya estés activo otra vez.

Un abrazo

Fernando.

vidal dijo...

Ya se te echaba de menos por acá Borja!!!... enhorabuena por la rutilla ligera que os habéis marcao... no me avises cuando vayas a hacer una larga, ja, ja, ja!!!... Por cierto, hoy me he acordado de tí, y dirás que por que... pues es que he estado en el Curavacas y a que nos sabes lo que había en la cumbre... ¡pozí!, ¡una campana, ja, ja, ja!... un abrazo esgallero mákinas de hacer el Nisio!!!...

P.D. Temazo de Jethro Tull, si señor!!!...

desafío inútil dijo...

Una ruta espectacular. Las cinco laguna, magníficas en esa foto. Enhorabuena!!

Cienfuegos dijo...

Que pasa Borja, 2 meses sin monte pero con el mismo humor de siempre. Ayer consiguí yo hacer mi primera y única salida montuna en el último mes.
Un saludo