lunes, 20 de octubre de 2008

Parque Natural Saja-Besaya. Canal de Cureñas. La Jaya Cruzá.

Este fin de semana tocaban distintos compromisos familiares y dejé aparcada la montaña. Sin embargo, hoy lunes, ha amanecido un gran día y a media mañana me han avisado de que las clases de francés de la tarde se habían suspendido. No lo he pensado dos veces y según he salido de currar he pillado un bocadillo en el bar de Cipri y me he largado a dar un paseo por el monte. Tras un paso fugaz por casa para hacer una rápida mochila con cuatro cosas, he cogido la autovía hasta Cabezón de la Sal y he empezado a remontar el puerto de Palombera. La idea era dar un paseo por algún rincón bonito del Parque Natural de Saja-Besaya, así que me he ido al Centro de Interpretación que está pasando el pueblo de saja y allí me han dado un planito con tres rutas. Una ya la hice en bici de montaña en su día, un día grande por cierto, y la otra quedaba lejos. Así que finalmente me decidí por hacer la Canal de Cureñas. Las amables chicas de la oficina de información me dijeron que podía dejar el coche en un pequeño aparcamiento señalizado como La Jaya Cruzá... debe de ser esto.
Photobucket
Paro el coche, venía escuchando el disco de The Allman Brothers que me compré el otro día, y empiezo a andar. El camino empieza aquí.


Photobucket

Hay un mapita que indica el recorrido. Yo salgo con la intención de dar un paseo hasta donde llegue, son las tres y media y hasta algo más de las siete habrá luz. Al final, llegué hasta el final del bosque, más o menos entre los puntos del mapa nombrados como Cureñas y Sel del Abedul.
Photobucket

El camino empieza con pendiente... bueno, pues vamos para allá.
Photobucket

La luz de la tarde saca los colores al hayedo. Aquí el otoño no está tan avanzado como en la Selva de Irati, donde estuvimos el fin de semana anterior. Supongo que aquí el clima es más suave.
Photobucket

Pero, también tiene su encanto.
Photobucket

El camino es cómodo y está tapizado de una alfombra de hojarasca que oculta algo de barro.
Photobucket

Y entonces llego aquí. Esta haya tiene una forma muy curiosa... está como torcida... ¡claro! La Jaya Cruzá, El Haya Cruzada, que indicaba el cartel.
Photobucket

Sigo el camino y llego a este cartel. Ya metidos en descubrimientos, deduzco que el nombre de Tramborrios viene de Entrambosríos=Entre ambos ríos. Aquí se juntan dos ríos, el que baja de la Canal del Infierno y el que seguiré yo, que tiene el sugerente nombre de Arroyo del Diablo.
Photobucket

Pero antes de seguir, bajo hasta el río donde un pequeño salto de agua cae a una poza...
Photobucket

Desde arriba del saltito de agua.
Photobucket

Y sigo mi camino. En el Centro de Interpretación me dijeron que hasta un refugio llamado del Campanario se tardaban algo más de tres horas. El caso es que llevo menos de una hora andando. En el centro decía que en el Collado de Sejos, hacia donde va el camino que llevo, hay unos menhires. Me empiezo a animar y pienso que si me doy maña tal vez llegue en un par de horas más hasta el collado y entonces no me importaría bajar a oscuras. Al fin y al cabo el camino no tiene pérdida y llevo frontal.
Photobucket
Con esta idea sigo andando a un ritmo mayor, pero no puedo evitar pararme a sacar fotos de vez en cuando...

Photobucket

...la verdad es que sitio lo merece...
Photobucket

...¿verdad?
Photobucket

Entonces a mi derecha aparecen estas formaciones. Paro a hacer una foto y, de paso, echo un ojo al mapita. Pone que eso se llaman Los Molinucos del Diablo y compruebo por una foto que estaba en lo cierto con lo de La Jaya Cruzá.
Photobucket

Sigo un poco más y me encuentro con un compañero de fatigas. Me ofrece vino de su bota, invitación que declino (bastante he bebido este fin de semana) y me cuenta que va hacia arriba que se va a quedar tres días en un refugio. No, mochila lleva para rato...
Photobucket

Hacemos un tramo del camino juntos, conoce bien la zona, me dice que el pico que se ve al fondo es Cueto Iján, de 2.087 metros, y me indica dónde quedan el collado de Sejos y los menhires, todavía falta más de una hora y son las cinco y veinte. Así que decido darme la vuelta. Ya regresaré otro día con más tiempo. Me despido de Juan, que así se llama mi fugaz compañero de ruta, le deseo suerte y doy media vuelta.
Photobucket

Ahora con el sol a la espalda, bajo a buen ritmo, aunque también paro a hacer fotos, como ésta, que me recuerda una peli que vi de pequeño en Primera Sesión "Papá Piernaslargas", con Fred Astaire.
Photobucket

Ahora, con el sol más abajo, salen más bonitas las fotos...
Photobucket

...y me dedico a retratar hayas...
Photobucket

...y rinconces del camino hasta que en poco más de una hora llego al coche. Son las seis y media. Todavía me da tiempo a terminar el día de una manera casi perfecta...
Photobucket

A las ocho me acerco a la primera proyección de la Semana de la Montaña del Grupo Altai de Torrelavega. Un tal Javier Sáenz, el de la izquierda, sí ya sé que sale con los ojos cerrados, se ha subido el Cerro Torre, el tío. Las imágenes son espectaculares, me acuerdo de cuando estuve por allí, obviamente no para subirlo, sino haciendo la Vuelta al Hielo Sur. El tío cuenta muy bien su historia y, además es una bestia. Nos cuenta que en un día de descanso se subió la Torre de la Ese, 600 metros de escalada, en solo integral: "salí a dar un paseo empecé a trepar un poco y luego ya me dije, mejor salgo por arriba", contaba. Pues eso, que juega en otra liga...
Photobucket

...y mañana, un audiovisual del Muztagh Ata.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, casi tan bien como yo...aprovechando la buena tarde en Madrid, me fui al dentista... Mirando las fotos se me caía la baba, pero creo que es por la anestesia...Menudo temazo has puesto, grandes, muy grandes los Allman Brothers, con esta música da gusto ser tu copiloto.

Corazón Nisio

Valnera dijo...

bueno bueno..mi padre lleva tiempo metiéndose caminatas por esa zona y me insiste en ir, no me acaba de convencer, pero como siga viendo fotos así..acabaré cediendo, muy bueno el reportaje! como aprovechas todos los momentos sueltos que se te presentan!

Enrique