lunes, 10 de noviembre de 2008

Peña Vieja (2.616m) Saldando cuentas con una vieja amiga. Finde en Picos I

En el Extreme Nisio Team nos gusta saldar nuestras deudas. Y hace tiempo que teníamos una pendiente con Peña Vieja, como los habituales recordarán bien. En aquella ocasión el intento, malogrado en uno de los grandes hitos de mediocridad montañera de la historia, corrió a cargo de Andrés, Jorgito y yo mismo. Este fin de semana, con mi hermano recorriendo el sudeste asiático, el alocado Gaspi fue su sustituto.
Las previsiones meteorológicas por fin habían mejorado y, tras casi dos semanas de nevadas, parecía que, como dicen los grandes, se nos iba a abrir una ventana de buen tiempo. Así que, tras no pocas peripecias y preparativos que no viene al caso contar aquí, por fin nos plantamos en Fuente De. Allí cogimos el teleférico con nuestras mochilas cargadas de ilusión y de provisiones, tienda de campaña y material para acometer un asedio a la montaña en toda regla si es que ésta trataba de resistirse una vez más.
Así que, aquí estamos, un buen paquete de nieve, que no se pisaba mal del todo. Peña Remoña al fondo y en primer plano Andrés y Gaspi.
Photobucket

Y para allá vamos, con un poco de peso en las mochilas y esquivando domingueros, dicho sea con todo el cariño, en las cercanías de la estación superior del teleférico. Eran las 11,40h, un poco tarde porque nos habíamos parado a hacer el segundo desayuno... como los hobbits, pero bueno, teníamos todo el día.
Photobucket

El cielo estaba cubierto. Al fondo aparece la Torre de Horcados Rojos La temperatura no era muy baja, cuatro grados, y, como dice esta canción de Pearl Jam, habíamos vuelto:
Photobucket

Echando la vista atrás, la Montaña Palentina estaba cubierta. Sólo la piramidal cumbre del Coriscao parecía, de momento, aguantar las acometidas de las nubes.
Photobucket

La verdad es que esperaba que hubiera más gente... nosotros seguíamos unas huellas relativamente recientes, pero no veíamos a nadie.
Photobucket

Por fin, cuando ya asomó la Aguja de la Canalona, pudimos ver un grupo que se dirijía hacia arriba. Yo pensaba que había que tomar el desvío hacia el Collado de Canalona más adelante... pero bueno, se daba una de las premisas de cualquier actividad de The South Face Extreme Nisio Team que se precie: seguir la huella que abren otros. Así que para allá fuimos.
Photobucket

Yo llevaba toda la semana tomando antiinflamatorios por una lumbalgia un poco jodida, pero, no sé, será que sólo me molesta en los días laborables. De momento tiraba para arriba sin problemas.
Photobucket

Una mirada atrás para ver las evoluciones de Gaspi y el curioso desnivel de esta primera parte de la ascensión...
Photobucket

... y una mirada arriba para ver lo que nos queda: pasar ese pequeño resalte de roca, que no presentó problemas, y buscar la salida de una pequeña canal hacia la izquierda de esa peña... no era difícil, sólo había que seguir la huella.
Photobucket

Ahí está la salida, parece que la cosa se pone interesante. Andrés comenta: "A lo mejor habría que ir sacando el piolet".
Photobucket

Bueno, pues se saca. Y en la paradita, aprovecho para grabar este pequeño vídeo...

...y de paso a retratar a mis compañeros en elegantes poses...

Photobucket

...más que poses, son posados...
Photobucket

...venga, otra de Gaspar, para que alimente un poco su atormentado ego...
Photobucket

Un poco más y ya salimos de la canaleta que, la verdad, nos dejó muy buenas sensaciones.
Photobucket

Y a la salida, Andrés me sacó esta foto...

Photobucket

...ahí estaba, la Aguja de la Canalona...
Photobucket

...continuamos siguiendo las huellas pero comprobamos que éstas se desviaban hacia la izquierda, en lugar de buscar, hacia la derecha la salida hacia el collado. O los que nos precedían iban a otro sitio o se habían confundido...
Photobucket

...más bien nos pareció lo segundo, porque las huellas iban como a buscar una salida hacia arriba a la izquierda y luego descendían. Son sólo suposiciones, si alguno de los aludidos lee esto y quiere arrojar algo de luz, sus aclaraciones serán bienvenidas.

El caso es que, nuestro gozo en un pozo, nos tocaba abrir huella a nosotros. Allí arriba se identifica perfectamente el Collado de la Canalona.
Photobucket

De camino, recreándonos en el lugar, compusimos esta bonita estampa, digna del mismísmo Nge Ndomo, los fans de la peli "Amanece que no es poco", ya me entienden. De la pésima calidad de la composición fotográfica, mejor no hacer comentarios...
Photobucket

Vamos para allá. Yo, con la excusa de que voy haciendo fotos, me retraso y me escaqueo de dar relevos para abrir huella, je, je. Por cierto, ahí debajo del muro anaranjado que aparece en el centro de la imagen plantamos finalmente la tienda. De hecho, pensamos hacer ahí un depósito de material, que dirían los profesionales, o sea dejar las mochilas y continuar con menos peso...
Photobucket

...pero somos así de nisios y tiramos para arriba con todo el peso cargado a la chepa. Ahí voy yo bajo la Aguja de la Canalona, siempre un poco retrasado, por pararme a hacer fotos, claro, mi lamentable estado físico no tiene nada que ver.

Photobucket

No, no aunque, en esta foto de Andrés, miramos ese corredor con ojos golositos, la salida del collado estaba hacia la izquierda...

Photobucket

...por aquí, en la parte más pindia del la Canalona...
Photobucket

...y un poco más adelante ya casi ganando el collado.
Photobucket

Bueno, allí enfrente, si nadie se la había llevado, tenía que estar Peña Vieja. Otras cosas puede, pero eso no se me olvidará en la vida. Así que tiramos flanqueando a media ladera. Eran las 15,20h, o sea unas tres horas y media de ascensión... y todavía nos queda un rato.
Photobucket

Como no tenemos prisa disfrutamos caminando por este impresionante lugar, que sería aún más impresionante si la niebla no nos hurtara las vistas.
Photobucket

Bueno, hacia abajo sí que se veía un poco y nos asomamos a la cornisa, eso sí, con mucho cuidadín.

PhotobucketEn un momento dado, salió un poco el sol, despejó otro poco la niebla y vimos la mole de Peña Vieja.
Photobucket

Esto nos animó a seguir. Por cierto, también pensamos en dejar aquí las mochilas, pero al final, no me pregunten ustedes por qué, seguimos subiendo con ellas en la espalda.
Photobucket

Andrés afrontó de primero, valga la expresión, el principio de la pala final.
Photobucket

Aquí, sí que di relevo para abrir huella y, de paso, sacar una foto hacia abajo de mis compañeros.
Photobucket

El último tramo, y el más largo, por cierto, lo hizo Gaspar, a buen ritmo, además.

Y una horita después de salir al Collado de la Canalona, tras superar un tramo un poco más delicado, estaba más venteado y afloraba roca descompuesta, Gaspi daba los últimos pasos por la arista de Peña Vieja.
Photobucket

Después me encaramé a la afilada arista y esperé la llegada de Andrés. Un poco de viento, el frío (cero grados marcaba mi termómetro), la impresionante caída a ambos lados y las ganas que le teníamos a esta montaña hicieron que viviéramos estos últimos instantes de forma muy intensa.
Photobucket

Esa chova piquigualda parecía querer unirse al grito de triunfo de Gaspar, que ya estaba en la cima.
Photobucket

Ahí está Andrés dando los últimos pasos...
Photobucket

... y yo los míos...

Photobucket...hacia nuestro objetivo. Ahora sí, la verdad es que me da igual si es o no la más alta de Cantabria. En la guía Los techos de España pone que sí, con una altura de 2.619m, pero en mi mapa de Adrados sólo le da 2.613m. No soy amigo de entrar en discusiones sobre si la más alta es la Torre Blanca, que parece que tiene 2.617m. Partiendo de la idea de que nuestro reto 50 provincias-50 montañas es un mera excusa para subir montañas, para evitar dudas teníamos pensado subir al día siguiente a ésta última, pero será otra historia. Ahora, tocaba disfrutar de este momento, por fin habíamos saldado nuestra cuenta con Peña Vieja, como dice la señorita rubia que canta: pagamos nuestras deudas, incluso en el bar Llamas, cuyo banderín volvía a ondear en lo más alto en manos de tres aguerridos miembros del Extreme Nisio Team. Es cierto, nos faltaba Jorgito, a quien llevábamos en nuestros corazones, henchidos de orgullo nisio, así que, como hacen los futbolistas cuando marcan un gol, le dedicamos a él esta cumbre: ¡Va por ti, hermanito!
Photobucket

Después de disfrutar un rato de la cumbre, que no de sus vistas, iniciamos el descenso. La nieve estaba perfecta para hacerlo sin problemas, te hundías lo suficiente para bajar con seguridad. Los crampones, de paseo en la mochila todo el santo día.
Photobucket

Hubo un momento en el que a nuestra derecha el cielo abrió un poco y pudimos ver la cara sur del Urriellu, la segunda cima empezando por la izquierda y, creo, que Peña Castil, corríjanme si me equivoco, que lo hago a menudo.
Photobucket

El descenso, que hicimos sin prisa pero sin pausa, nos brindó algunas imágenes espectaculares, valga la inmodestia...
Photobucket

...caminando por unas montañas que cada día me gustan más.
Photobucket

Ahora sí, ahora que estábamos abajo, las nubes se retiraban y nos dejaban ver Peña Vieja. Aun a riesgo de estropear un poco la foto, he trazado la línea de nuestra ascensión.
Photobucket

A las 17,40h llegábamos al Collado de la Canalona, con un precioso cielo de fondo, que Mr.Churches retrató con su habitual maestría...

Photobucket

...y bajábamos unos metros para llegar al lugar elegido para pernoctar y, sin tiempo que perder, ponernos manos a la obra y montar el campamento antes de que se nos fuera la luz.
Photobucket

Ahí está Andrés dándole a la pala y yo grabando un vídeo. Es lo que tiene esta sociedad en la que vivimos: unos curran de lo lindo, otros nos dedicamos a cultivar las bellas artes...

Después de palear un rato, hicimos hueco para la tienda...

Photobucket

...y luego tocaba retocar la cuestión...
Photobucket

...aquí Gaspi, que aúna en una sola persona el espíritu trabajador y el alma artísitica, se construyó este muro para protegernos del viento que, por lo que le escucharéis contar, era digno del mismísimo Brunelleschi. Ahí está nuestra casita en la montaña. A 2.400 metros de altura.
Photobucket

Ya sólo nos quedaba cenar y contemplar el atardecer hasta la hora de meternos en el saco de dormir. Buenas nocheeees...
Photobucket

22 comentarios:

Pere dijo...

Que grande ese chalecito a 2400!!
Lo dicho, ¿¿por que conformarse con 5 estrellas pudiendo tenerlas todas??
Mucha envidia sana. Yo estuve con la moto en la manifa de Madrid.. A ver si para la proxima me puedo unir.
Muy grandes esos Nidsios!!

Luis dijo...

Enhorabuena al Nisio Team!!!!!! Da gusto ver estos reportajes de nieve, a estas alturas!!!!!!!!!

Nacho dijo...

Hola! Creo que nos cruzamos de la que bajábamos para Fuente Dé. Está muy guapo el reportaje pero tengo algunos comentarios que espero que os sirvan para otra vez:
-peña vieja son 2616 metros.
-La canalona la atacasteis por la parte baja equivocada ( es una zona de muchos argallos y aludes) la entrada a la canalona en verano estaba cubierta por la nieve pero el paso invernal está justo debajo, aunque es un corredor un poco más complicado.
Espero que nos veamos por allí y charlemos... Jose (el guarda) y yo os esperamos en Cabaña Verónica a partir de Marzo, que es cuando subimos. Un saludo!

valnera dijo...

muy guapa la ascensión, pura envidia, y yo en Asón para pisar algo de nieve..a ver cuando soy capaz de hacer algo de eso.

Saludos

Enrique

Zieft dijo...

Muy wapo!!
Solo una pregunta... tal y como estaba la nieve... los piolos eran necesarios?¿? No os hubieran bastando los bastones?¿?¿

Una pena lo de las vistas...

Anónimo dijo...

Nisios, me teneis enfricado viendo vuestros reportajes, a mi se me ha metido entre ceja y ceja torre cerredo, que se supoen que es la mas alta de picos, me gustaria hacerla en verano, sabeis si es necesario SI o Si cuerda y demas material de seguridad o se peude hacer "a pelo"?

Borja dijo...

-Ese Pereeee!! te esperamos en la próxima, y eso que aún no hay ni fecha ni destino.
-Luis: Sí, sí, a ver si dura...
-Nacho: Sobre la altura de Peña Vieja, ya te digo, en el mapa de Adrados, pone 2.613m, en el libro Los techos de españa, que se basa en el IGN: 2.619m, Yo siempre había creído que eran 2.616m... pues nada, se corrige y punto.
Y sobre la subida, sí, sabía que se subía por el otro lado, por ahí bajamos al día siguiente, pero como nos abrían huella y no parecía haber complicaciones... Gracias por las aclaraciones y ya nos vemos por Cabaña Verónica.
-Valnera: Todo es ponerse, compañero, ¡ánimo!
-Zieft: Hombre, ya sabes que en estos casos, cada uno... pero la verdad es que se ponía más empinado afloraba un poco de roca y en esas circunstancias yo voy más seguro, aunque sólo sea por confianza, con el piolet en la mano.
-Anónimo: Primero, gracias por el piropo. Nosotros también tenemos el cerredo entre ceja y ceja. Por lo que he leído, en verano se puede subir y destrepar sin problemas, pero en invierno, hay varios tramos de mixto expuesto y el descenso conviene hacerlo en rápel. Pero ojo, que yo todavía no he subido ¿eh?

ldiegoes dijo...

Plas plas plas plas... ¡¡¡¡Ese libro ya tiene que estar tiritando!!!!

Que wapo, yo hasta me hubiera enchufao los pinchos sin dudarlo.

Raúl dijo...

Enhorabuena!!

Fantásticas las fotos de la chova en la cima y de la puesta del sol, así que supongo que estando ahí en vivo sería mucho mejor.

Un saludo

Enrique dijo...

Hola Borja. Precioso reportaje. Yo intenté subir a Peña Vieja el año pasado por 2 veces y no pude. A ver si alguna vez...
Tengo una curiosidad. ¿Por qué hay tanta dificultad par dar la medición exacta de Peña Vieja, no es posible medirlo con exactitud? Tú das ls datos de 2613, 2616 y 2619. Yo he visto también unas últimas mediciones que le dan 2617. Lo digo porque en la mayoría de las montañas del mundo la altitud que ves en cualquier sitio siempre es la misma, y en Peña Vieja no es así.

Borja dijo...

-Hombre Geme, de verdad que para crampones no estaba, si no yo soy el primero en ponérmelos...
-Raúl: lo de la chova fue alucinante, se quedaba ahí suspendida justo un par de metros sobre la arista y la tía salió en varias fotos, pensaría que íbamos a comer allí, a ver que podía picar...
Enrique: La verdad es que no tengo ni idea de a qué viene el baile de cifras, la verdad es que me da un poco igual, yo subo disfruto y ya está, por cierto, ánimo que a la terdcera va la vencida!

Belen dijo...

Hola Chicos:
Somos Andres y Belen, los que aprovechamos vuestro campamento el domingo para dejar nuestras mochilas y dirigirnos a la Peña Vieja. Nosotros no tuvimos tan buena suerte con el tiempo, estaba todo bajo la niebla.
Hemos recogido vuestra tarjeta de cumbre.
Os mando un saludo desde Coruña.
Espero volver a veros y de nuevo compartir con vosotros un buen trago de vino.

Borja dijo...

Hola Belén!
Lo primero, gracias por ese trago de la bota de vino!
Nosotros también leímos vuestra cartita en Cabaña Verónica, nos costó leerla, entre galego, asturianu y la letra...
Pues nada, como decía la tarjeta, por haberla encontrado¡tenéis premio!
Si me mandas vuestra dirección postal al email thesouthface2008@gmail.com os envío un detalle marca de la casa.
Un saludo y a ver si nos vemos por las montañas.

Anónimo dijo...

Bueno, como nadie lo ha dicho, te felicito por la canción elegida, que ambientaba muy bien las imágenes. Iba medida porque justo me terminó cuando llegué a la segunda canción, de la tipa esta, ni que lo hubieras calculado.
Un abrazo del fratello

Borja dijo...

Me subestimas fratello, estaba todo perfectamente calculado. Sólo había que habituar la duración de la canción a tu ritmo de lectura...
Mira, mira estas cosas, y a ver si en unos meses te apuntas a una para hacer el bautismo montañero a Pablito.
Con permiso de la mamma, claro.

Anónimo dijo...

¡¡¡Jopetas!!. ¡¡Qué maravilla de reportaje!!. Se me cae la babilla de lo embobaaaaa que me quedo cada vez que leo vuestros repor.
¡¡Enhorabuena una vez más por esa ascensión y por las fotos!!!
Saludos

AFri

JOSE ANTONIO dijo...

Buscando rutas he disfrutado un montón con el blog y las buenas fotos que dispone.
Gracias por compartir vuestras aventuras y experiencias montañeras.
Un saludo.

JoseMi dijo...

Amigo mío, que forma de inaugurar la temporada de invernales, chapeau!! Un peazo de vivac superprofesional, una machada, todo el rato con la tienda y los sacos a la espalda (que masocas!) y una ascensión bonita y divertida. Sois unos cracks!! Enhorabuena!!

Un abrazo desde La Montaña es mi Reino.

Anónimo dijo...

Te toca registrar el Blog, ya estas en el primero en la lista del Google!!

Para cuando la segunda parte???

Gaspi

vidal dijo...

Aupa Nisios!!! Vaya forma de inaugurar la temporada invernal!!!... pero mucho cuidao, que como dicen por ahí como sigais firmando estas actividades tan cojonudas os quitamos el carnet de la "South" por la "Face", je, je, je... que no decaiga... un abrazo esgallero, fenómenos!!!

keducc dijo...

Espectacular Borja! He disfrutado mucho con el reportaje. Que bonito todo y que noche tan maravillosa pasariais allí arriba. Gracias por compartir.

Saludos desde Extremadura. Eduardo Pavón.

Anónimo dijo...

Fabuloso!!! De esta ya si que estoy enganchado de por vida a vuestras aventuras. No pareis de corretear por las montañas, que quiero seguir concociendo con vosotros. Un fuerte abrazo preinvernal.

Vitoko