martes, 30 de noviembre de 2010

Pico Lezna (2.206m) Primera invernal de la temporada, para no perder las buenas costumbres

Vuelve la nieve a las montañas y los nisios también... Este domingo volvimos a la montaña y volvimos a las andadas. Para no perder las buenas costumbres, cumplimos a rajatabla todas las premisas que han hecho de nosotros lo que somos.... o tal vez sea al revés, puesto que somos como somos actuamos como se espera de nosotros... Sofismas aparte, para empezar la temporada invernal: quedamos a las ocho y media pero algunos se presentaron media hora tarde, paramos en un bar a hacer el segundo desayuno, comenzamos a caminar con retraso... por lo menos, esta vez parece que todos llevábamos todo el material necesario y que el objetivo del día estaba fijado: el pico Lezna. Esta montaña ya fue objeto de una aproximación sin cima hace justo un año por un nutrido grupo de nisios. Si pincháis aquí podéis ver el repor y comprobar la diferencia de nieve. Sin saberlo, íbamos a tomarnos la revancha en el primer aniversario de aquel fracaso. No es de extrañar porque estaban algunos de nuestros mejores hombres, Sergito, Gaspi y Andrés, únicos en conseguir el doblete himaláyico en la expedición nisia de esta temporada. También venían Jorgito, Martita y Mateo, quien desde hace seis meses habita en el vientre de Martita, y un humilde servidor.
En fin, que como me suele pasar me lío con los prolegómenos. El caso es que sobre las diez y media sin viento y con cielo despejado comenzamos a andar por las heladas calles de Lores. (1.210m) Eso sí, frío hacía, concretamente -8º cuando pasé por el puerto de Pozazal.
Photobucket
No tardamos en abandonar el caserío del pueblo y afrontamos las primeras rampas con decisión. Por supuesto, en la primera bifurcación tenemos que sacar la guía, la de David Atela, para aclararnos un poco. Y eso que alguinos habían estado aquí hace un año...
Photobucket
Al poco tiempo nos encontramos con este cartelito y decidimos dar rienda suelta a nuestras ganas de hacer el tontobobo. Jorgito y su gorra de cantante de AC/DC son las víctimas escogidas... a todo esto...vamos a poner un poco de música...

...aún no lo sabíamos, pero el título de esta canción nos va a venir pintiparado.
Photobucket
Dejamos atrás Lores, con sus tejados cubiertos de nieve...
Photobucket
...y frente a nosotros la doble cima de La Horca de Lores (2.026m) que lucía así de bonita. Ya vendremos a visitarla en otra ocasión.
Photobucket
De momento, nosotros avanzamos remontando el valle... ¡anda, mira, un tipo practicando su deporte favorito en esa pared rocosa! No lo veis...
Photobucket
...os ayudo con el zoom. Ahí está en pleno esfuerzo para conseguir su preciado trofeo...
Photobucket
...tras conseguir abstraernos de la contemplación de tan estética expresión deportiva continuamos el camino y, tras malinterpretar las indicaciones de la guía, nosfuimos internando en el bosque. Si a alguien le da por seguir esta ruta, que sepa que hay que seguir la pista por su parte derecha, de lo contrario dará un rodeo, pero un rodeo bonito.
Photobucket
Gracias a la habilidad de Gaspi, que no por nada es ingeniero en atajos, regresamos a la pista justo para afrontar la pendiente más pronunciada hacia el collado de la Cruz de Tañuga (1.645m)
Photobucket
Allí vemos ya el collado. El sol luce y calienta un poco el ambiente y digo un poco porque el termómetro rondaba siempre los cero grados.
Photobucket
Y por fin, desde el collado vemos al fondo el Pico Lezna. Vaya pues parece que está lejillos... y llevamos un poco de retraso sobre el horario previsto. Hemos tardado dos horitas hasta aquí, media hora más de lo que pone la guía...
Photobucket
... en fin, sigamos. Ahora toca descender un poco hacia el fondo del valle. A la izquierda aparece el Curavacas, que nos muestra su preciosa y fiera cara Oeste.
Photobucket
Ésta es.
Photobucket
Comienzan las dificultades técnicas de la ruta. Hay que cruzar dos riachuelos... el desánimo cunde entre los nisios que empiezan a pensar en darse la vuelta y buscar algún garito donde apretarse un chuletón de kilo...
Photobucket
...finalmente, la tropa se sobrepone y podemos continuar nuestra marcha.
Photobucket
Parece que desde aquel refugio podremos calibrar mejor lo que nos queda. El altímetro dice que quedan 600 metros de desnivel.
-"Eso son dos horas", apunta Andrés.
-"Pero si está ahí al lado", replicamos otros.
Photobucket
Jorgito y Marta, que empiezan a olerse el percal se despiden educadamente y emprenden el regreso...
Photobucket
...el resto, como no tenemos la excusa de que estamos embarazados, tenemos que continuar...
Photobucket
Seguimos las huellas de un esquiador que nos guían entre los piornos que pueblan la ladera derecha del valle que vamos remontando.
Photobucket
...hasta que se acaban las escobas y empiezan las piedras...
Photobucket
...vaya pues ahora parece que no estaba tan cerca...
Photobucket
...en efectivo, por aquí llevaríamos como una hora... pues iba a tener razón Andrés... con lo que me fastidia darle la razón, que luego se pone de un insoportable...
Photobucket
Venga que ya sólo queda la pala final... lo de "sólo", como pronto nos daríamos cuenta, es un decir...
Photobucket
...se hace más largo que un día sin Mahou y para terminar de arreglar las cosas, la temperatura, ahora que estamos en la sombra empieza a caer. siete bajo cero marcaba por aquí el termómetro. Mejor no pararse mucho...
Photobucket
...yo sí que paro. A hacer fotos y a recuperar un poco las fuerzas, que no me he movido desde que volví del Himalaya hace más de un mes y me noto flojo. Bueno, mi estado físico batural, para qué engañarnos... Mientras, el trío de ases, ya está más cerca de coronar...
Photobucket
...con el zoom veo que no les queda nada...
Photobucket
...a mí, un poco más. Cuando llego, Andrés me espera con su parka de Goretex nueva, ha conseguido que le patrocine una importante Agencia de Viajes de Aventura. Es lo que tiene estar en la elite.
Photobucket
Pues nada, que aquí estamos. Al final hemos tardado dos horas en subir. Hace tiempo que somos conscientes de que también cumpliremos la tradición de regresar de noche hasta el coche. Aún así, no podemos evitar detenernos a contemplar las impresionantes vistas que tenemos. Ahora nos deleitamos con el Macizo Central de Picos de Europa.
Photobucket
Cenga, vamos a amortizar un poco el zoom de la cámara. Ahí está Peña Santa, imponente, y, a la derecha, creo que es la Canal de Pedabejo con la Torre de Salinas tapando el Friero.
Photobucket
Un vídeo en plan 360º
video
Volver de noche nos da igual, pero el frío empieza a ser un poco intenso. -6º, pero con un vientecito... Así que, foto de cima para honrar a nuestro patrocinador, el Bar Llamas, comemos un poco de empanada que preparó Martita y corriendo para abajo.
Photobucket
Esta vez elegimos un camino que a la postre será más rápido. Pasamos de bajar hacia el refugio y pasamos al siguiente valle sin perder altura. La temperatura llega a -8º, pero la sensación de frío es mayor que en octubre en el Himalaya... y eso que vamos ligeros. Nuestra idea es llegar a la pista con luz, que luego, malo será... Al fondo vems todo el cordal de Alto Campoo y sierra Híjar, desde Peña Labra hasta Valdecebollas, pasando por Tres Mares y Cuchillón.
Photobucket
A la derecha, también aparece la Horca de Lores, esta vez su cara norte, que es como la sur, pero al revés... ya le acarician los últimos rayos del sol que empiezan a teñir el cielo de colores pastel...
Photobucket
...si echamos la vista atrás, comprobamos que el Curavacas se ha convertido en un volcán...
Photobucket
...a lo mejor es por disfrutar de ratos como éstos por los que los nisios llegamos tarde a nuestras citas, hacemos el segundo desayuno, caminamos despacio...
Photobucket
Con las últimas luces alcanzamos la pista y el collado de la Cruz de Tañuga desde donde echamos una última mirada hacia el Curavacas y el Lezna...
Photobucket
...y ya de bajada, a buen ritmo, dejamos que la noche se nos eche encima tras comprobar, entre sorprendidos y aliviados que somos cuatro y tenemos tres frontales...
Photobucket
Al final nos salieron veintitantos kilómetros y nueve horas de pateo. Aquí está una bonita gráfica con el perfil de la etapa...
Photobucket
...que vuelvo a tener móvil con GPS y me aguantó la batería... He probado el programa Nokia Sportstracker y puede servir para estas cosas. La idea es utilizarlo para hacer programas de entrenamiento, algo que los nisios tenemos prohibido tajantemente por prescripción facultativa. Pero bueno, sirve para ir guardando los tracks y estas cosas. Aquí podéis ver el de esta ruta.
De todas formas, también seguiré utilizando wikiloc, por si algún osado quiere descargarse el track. Aquí está el mapita y pinchando aquí, la paginita para bajarlo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Otoño en el Parque Natural de Redes: La Ruta del Alba

Hace un par de fines de semana, Raquel y yo nos escapamos a Asturias. Las previsiones del tiempo daban lluvia por doquier. Aun así, el sábado por la mañana nos cogimos el coche y nos fuimos hasta el Parque Natural de Redes, concretamente hasta el pueblecito de Soto de Agues para dar un paseo por su conocida Ruta del Alba. Tuvimos suerte y nos salió un día espléndido. La idea era ver un poco estos bosques en otoño, más que nada para hacer un poco de hambre y tener una buena excusa para meternos una fabada entre pecho y espalda.
La ruta no tiene pérdida, sólo hay que atravesar el pueblo, que conserva muy bien el algunos puntos la arquitectura tradicional...
Photobucket
...nosotros optamos por seguir un camino menos frecuentado que primero cruza el río Alba...
Photobucket
...y después se interna en un castaño...
Photobucket
...y llega hasta este mirador. Por allí abajo va la pista balizada que se mete a la izquierda, por debajo de ese monte cuyo nombre no he conseguido localizar, y va siguiendo el encajonado curso del río.
Photobucket
El camino desciende y tras cruzar este poco tranquilizador puente...
Photobucket
...se une al camino "normal" que, con el buen día que hace está repleto de gente, sobre todo de familias con críos. Sí señor, que aquí se está mejor que en el centro comercial. El recorrido está asfaltado en buena parte y protegido por vallas para que los enanos puedan correr.
Photobucket
Ahora sólo hay que seguir la pista que nos va introduciendo poco a poco en las Foces del Llamío.
Photobucket
Como el camino no tiene pérdida y hay poco que comentar, en esta ocasión, sin que sirva de precedente, no daré la turra con mis comentarios y dejaré al personal contemplar las fotos. Eso sí, acompañados de un poco de música...

Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket


Photobucket
Aquí nos dimos la vuelta, a falta de poco más de un kilómetro para La Cruz de los Ríos y final del recorrido señalizado. El tema es que se nos iba haciendo tarde para llegar al pueblo a comer...
Photobucket
...así que regresamos a buen paso pensando en la fabada...
Photobucket
...y en una horita ya veíamos Soto de Agues al fondo...
Photobucket
...un poco más cerca...
Photobucket
...y ya estamos aquí. Por respeto a los espectadores se han censurado las imagenes devorando la pitanza. ¡Ay! ¡Pero que guapina ye Asturies!
Photobucket