lunes, 1 de febrero de 2010

Mulhacén (3.482m): De Capileira al Refugio de Poqueira

Sierra Nevada está a sólo mil kilómetros de Torrelavega. Además, se dio una alineación planetaria y conseguimos reunir a una selecta selección de miembros de The South Face Extreme Nisio Team, entre ellos Fernando que volvía a las montañas tras una temporada apartado de ellas, la última vez que hicimos algo juntos fue cuando subimos a Peña Castil... También, por fin, coincidimos en fechas y permisos Mr.Churches y un servidor, que no salíamos juntos al monte desde que volvimos del Himalaya. El objetivo era hacer el Mulhacén por la cara norte. Las previsiones del tiempo eran buenas y ya teníamos ganas de hacer una invernal en condiciones. Gaspi, Jorgito y Marta también se apuntaron, pero ellos viajaron al sur, que es lo que hay que hacer para hacer bien el amor, un día antes. De modo que cuando nosotros llegamos a Capileira, ellos ya estaban arriba. Así, nos informaron de que el Refugio de la Caldera estaba sepultado por la nieve, que habían echado seis horas para llegar al de Poqueira y que la nieve que había caído hasta el miércoles estaba pesada y sin transformar.
En fin, tras dormir en un hostal de Capileira, a donde llegamos a las 00,30h del viernes, nos despertamos siete horas después y tiramos para arriba por la carretera.

La nieve nos obligó a dejar el coche más abajo de lo inicialmente previsto. Ahora tocaba decidir qué material subíamos. Teniendo en cuenta la información que teníamos, mucha nieve, sin transformar, difícil acceso al Refugio de la Caldera... meterse en la cara norte se antojaba un poco arriesgado. Nuestras dudas se disiparon al comprobar que no habíamos traído cuerda. El típico malentendido, yo pensé que la llevaba Fernando y la dejé en casa y Andrés estaba convencido de que la iba a llevar yo... en fin, somos nisios... una condición que lejos de mejorar, se agrava con el tiempo...

...así que dejamos todos los cacharros en el coche, bueno, a Andrés se le olvidaron unos mosquetones y cordinos en un bolsillo de la mochila, y tiramos para arriba por la carretera. Eran las nueve y media de la mañana...

No hacía mucho frío, dos graditos, y se caminaba bien entre el pinar...

...en una curva de la carretera, no sin antes echar unas discusiones sobre el asunto, empezamos a seguir unas huellas. Jorgito nos había dicho que subiéramos por el camino de la acequia alta. Era nuestra primera vez por esta sierra. Bueno, Fernando había estado ya hacía cinco años o así.

Llegams a la acequia alta, que fernando franquea con esa gracilidad que muestra la imagen...

... y continuamos por el camino con unas bonitas vistas de Sierra Nevada al fondo...

...allá vamos, por la acequia alta, como si estuviéramos en el anuncio de agua de Lanjarón.

Andrés ha tenido problemas con su cámara y yo le dejé una de las mías, la compacta. Pronto surgió una rivalidad fotográfica que acabó en duelo. Así le pillé yo...

...y así me pilló él a mí. El tiempo era bueno, el camino cómodo y disfrutábamos del paseo...

...todavía nos quedaba un rato. Allí al fondo, tirando de zoom, se veía el refugio de Poqueira, pero ya digo que todavía nos quedaba un rato, un rato largo...

...íbamos a buen ritmo...

...y la visión del Mulhacén nos hacía más agradable la caminata.

En un momento dado, creo que nos confundimos de camino... en ningún sitio había visto que la subida al refugio tuviera un largo de IV... y nosotros sin cuerda... En efectivo, es simplemente que la personalidad exhibicionista de Andrés volvía a darme una excusa para alcanzar límites insospechados en la estética fotográfica.

Junto a esa piedra nos paramso a comer algo junto a un grupo de conquenses y granadinos. Parece que eran sus huellas las que seguíamos, ¡gracias compañeros!

Andrés seguía dándome motivos para el lucimiento de ambos, unos delante y otro detrás de la cámara.

Y el refugio que ya estaba un poco más cerca...

Sí que había nieve sí. Fernando metió aquí la pierna hasta la cadera, luego la otra y al final casi se cae entero al hoyo... al final tras unos momentos de tensión y otros de risas, salió sin mayores problemas.

No sé qué tiene este chico que mi objetivo lo adora. Allá va mi musa con el Veleta al fondo.

También él me sacó una foto, ya veis que mi estampa es bastante menos seductora que la suya... si os fijáis ya me he puesto la caqueta de goretex. Al franquear una loma, empezó a soplar el viento.

...eran las rachas del nordeste de hasta 20 kilómetros por hora que anunciaba el parte meteorológico... yo no entiendo mucho, pero para mí que eso eran más de 20 kilómetros por hora...

...mirad en las cumbres como el viento levantaba la nieve. Había veces que había que pararse, darse la vuelta y esperar que pasara la ráfaga...

Creo que en este vídeo se aprecia mejor...
video
Pero nada, para el refugio no queda nada y además es cuesta abajo...

Andrés que ya ha llegado se dedica a hacer fotos artísticas...

...mientras nosotros sufrimos los últimos metros...

...la última rampa, con el viento de cara, era corta pero se hizo durilla...

...mirad si no la cara de Fernndo... o ¿es que estaba posando para darle más patetismo a nuestra "marcha de aproximación"?

Bueno, llegados e instalados y tras beber una cervecita acompañada por unas palomitas de maíz cortesía de la casa, esperamos a la otra facción del grupo, que bajaba del Mulhacén. La verdad es que el Refugio de Poqueira está muy bien, amplio, limpio y con un trato y un servicio excelente. Al calor de la chimenea, comentamos la jugada, ellos han subido bien, en unas cuatro horas, (para ver el repor de su ascensión sólo tienes que pinchar aquí) que mañana nos toca a nosotros.

Sigue aquí

6 comentarios:

Zieft dijo...

Supongo que Sierra Nevada se debe hacer en invierno, con nieve y tal, porque en verano, aparte de ser un horno, el paisaje no debe ser muy alla, no¿? Esperamos la segunda parte....

Paulgranada dijo...

Zieft, evidentemente Sierra Nevada no es Pirineos ni Picos de Europa, pero incluso en verano tiene zonas preciosas, como la Laguna de la Mosca (bajo la norte del Mulhacen), los Lavaderos de la Reina (con el deshielo son un espectáculo)... yo también pensaba lo mismo cuando me vine a vivir a Granada, pero lo cierto es que aquí hay rincones increibles en todas las épocas del año, te animo a visitarlos, un saludo :)

Cienfuegos dijo...

¿Mulhacen por la cara norte?, ¿cara norte? será broma. Que falta de seriedad, que traición a los principios más fundamentales de The South Face, a su razón de ser que le dió prestigio y reconocimeitno sin límites.
Espero impaciente la segunda parte.
Un saludo

karkajadas dijo...

Al menos la cara sur tiene algo de nieve...y que decir de ese pedazo refugio y de esas tostadas untadas en tomate y aceite en Campaneira,ñam,ñam,ñam.

Saludos.

Keducc dijo...

que bueno. Esto si que es un reencuentro Nisio. Yo no tengo perdón, vosotros os recorreis 1000 km y yo que lo tengo más cerca aún no me he acercado a Sierra Nevada. Esto tiene que cambiar...

Voy con la II parte :-)

Javier Sánchez dijo...

Como siempre "tiempo Nisio", pero también como casí siempre sacas el mejor partido del tiempo.
Chulisima con el temporal aunque a vosotros no os hiciera mucha gracia.
Saludetes.